Comprometidos a Sembrar La Palabra de Dios

Proverbios 16: Relativos a la vida y la conducta

Pro 16:14 La ira del rey es mensajero de muerte, pero el hombre sabio la evita.[l]

Pro 16:15 En la alegría del rostro del rey está la vida,[m] y su favor es como nube de lluvia tardía.

Uno en autoridad (tal como un rey) tiene gran poder, pero también la gran responsabilidad de utilizarlo sabiamente.

Pro 16:16 Mejor es adquirir sabiduría que oro fino, y adquirir inteligencia vale más que la plata.[n]

Pro 16:17 El camino de los rectos se aparta del mal; su vida protege el que guarda su camino.

Pro 16:18 Antes del quebranto está la soberbia, y antes de la caída, la altivez de espíritu.[ñ]

Los soberbios toman muy poco en cuenta sus debilidades ni se anticipan a los impedimentos. Piensan que están por encima de las flaquezas de la gente común. Con este estado mental es muy fácil que las mentiras los atrapen. Es irónico, pero los soberbios pocas veces se dan cuenta de que la soberbia es su problema, a pesar de que quienes los rodean están muy conscientes de ello. Pregunte a alguien de su confianza si su deseo de autocomplacencia lo ha cegado a las señales de advertencia. Quizás esto lo ayude a evitar una caída.

Pro 16:19 Mejor es humillar el espíritu con los humildes que repartir el botín con los soberbios.

Pro 16:20 El entendido en la palabra hallará el bien; el que confía en Jehová es bienaventurado.[o]

Pro 16:21 El sabio de corazón es llamado prudente, y la dulzura de labios aumenta el saber.[p]

Pro 16:22 Manantial de vida es el entendimiento para el que lo posee, pero la erudición de los necios es pura necedad.[q]

Durante siglos, la gente buscó la fuente de la juventud, un manantial que le daría vida eterna y vitalidad. Nunca se encontró. Sin embargo, la sabiduría de Dios es una fuente de vida que puede hacer feliz, saludable y viva a una persona para siempre. ¿Cómo? Cuando vivimos mediante la Palabra de Dios, El limpia los efectos mortales del pecado y la esperanza de la vida eterna con El nos da una perspectiva gozosa en nuestra vida actual. La fuente de la juventud era un simple sueño, pero la fuente de la vida es una realidad. La decisión es suya. La sabiduría de Dios lo puede iluminar o el peso de su propia necedad lo puede arrastrar.

Pro 16:23 El corazón del sabio hace prudente su boca y añade gracia a sus labios.[r]

Las palabras sabias traen salud, Confesión de fe. Este texto revela lo que la sabiduría divina (su Palabra) ha enseñado a nuestros corazones: verdades y promesas que deben reflejarse en nuestra conversación, transmitir esas enseñanzas a nuestros labios. La Palabra en nuestros corazones debe influir sobre nuestra conducta y nuestras conversaciones. La «dulzura» y la «medicina» que tales palabras promueven son deseables, ya sea para nuestras relaciones humanas o para la recepción de la gracia divina en nuestro diario vivir. Llevan al creyente a una vida victoriosa, a través del reconocimiento del poder y la fortaleza de Dios, tanto con nuestras acciones como con nuestros labios.

Ayúdanos a continuar sembrando La Palbara de Dios

WebDedicado ha sido autorizado a recaudar los fondos para continuar con La Gran Comisión


Deja el primer comentario

Otros artículos de Nuestro Blog

Que pueden ser de interés para ti de acuerdo a tus lecturas previas.