Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Piensa esto antes de Divorciarte

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on email

Una señora fue a entrevistar a un médico amigo.

— Me quiero divorciar de mi marido — fue la queja de la angustiada mujer.

— ¿Por qué? Preguntó el médico.

— Porque tiene otra.

— Si Ud. se divorcia le hace un favor, pues eso es lo que él quiere.

— ¿Qué puedo hacer?

— Enamórelo primero y luego se divorcia, aconsejó el médico.

— ¿Cómo lo puedo hacer?

— Hágale tres elogios por dí­a. ¿Viste bien? ¿Tiene buena presencia? ¿Es cumplidor? Dí­gaselo

La mujer se propuso hacerlo. Al cabo de algunos meses encontró a su médico amigo, quien inmediatamente le preguntó por su esposo.

— ¡Lo logré! Está profundamente enamorado de mí­.

— Entonces, ahora déjelo.

— No, ahora no, porque yo también estoy enamorada de él.

Deja una respuesta

Ayúdanos a continuar Sembrando La Palabra de Dios

Publicaciones que pueden ser de interés para ti

Listos para la cosecha

Ustedes dicen: ‘Todavía faltan cuatro meses para la cosecha’; pero yo les digo que se fijen en los sembrados, pues ya están maduros para la cosecha. El

Artículo Completo

Apocalipsis 2: La carta a Éfeso

Escribe al ángel de la Iglesia de Éfeso: Estas cosas las dice el Que sostiene las siete estrellas en Su mano derecha y anda en medio de los siete candelabros de oro. Yo conozco tus obras; es decir, tu brega y tu firme constancia; y sé que no puedes soportar a los malos, y que has puesto a prueba a los que se llaman…

Artículo Completo

Esas son mis manos

Cuando observo el campo sin arar, cuando los aperos de labranza están olvidados cuando la tierra está quebrada me pregunto ¿dónde estarán las manos de Dios? Cuando

Artículo Completo