Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Oportunidad

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on email

De vacaciones por Europa, Andy Iglesias perdió la comunicación con su hogar por cinco días. Sus papás temieron lo peor. Se angustiaron por el silencio inexplicable. Pensando lo peor, el papá de Andy, en su angustia, formuló una plegaria singular: -»Dios mío, por favor no te lleves todavía a Andy. Déjamelo por unos días para decirle cuánto lo amo.»

Nada les había pasado a Andy y sus amigos; simplemente se desconectaron accidentalmente.

Pero el Señor Iglesias no olvidó su promesa a Dios. Cada día, sin faltar uno, le dijo a su hijo cuánto lo amaba.

Andy Iglesias se mató el viernes en un accidente automovilístico. Sus padres lloraron su muerte pero le dieron gracias a Dios por la tregua: «lo tuvimos cinco meses más para decirle cuánto lo amábamos», dicen.

Por cierto ¿Ya le dijo usted a su hijo que lo quiere? No esperes pedir una oportunidad para decirle a tus hijos cuanto los quieres, hazlo ahora.

Deja una respuesta

Ayúdanos a continuar Sembrando La Palabra de Dios

Publicaciones que pueden ser de interés para ti

La tormenta

Cuentan que un día un campesino le pidió a Dios le permitiera mandar sobre la Naturaleza para que – según él – le rindieran mejor sus cosechas.

Artículo Completo

Filemón

Un hombre al que era fácil apelar Esta es una carta de Pablo, preso de Jesucristo, y del hermano Timoteo, a nuestro muy querido Filemón nuestro colaborador,

Artículo Completo