Comprometidos a Sembrar La Palabra de Dios

Números 8: Aarón enciende las lámparas

La consagración de los levitas

Las instrucciones, y el cumplimiento.

Vimos que los levitas trataban con el santuario y con los muebles sagrados. Por eso, tenían que estar limpios antes de entrar en sus tareas santas. Aunque la ceremonia de su purificación no es tan elaborada como la consagración de los sacerdotes, son rociados con agua para purificación, se rasuran, lavan sus vestidos, y presentan sacrificios. En una ceremonia pública, el pueblo les impone las manos, probablemente a través de unos líderes que actúan en nombre de todo el pueblo). Aunque a veces la imposición de manos significa la recomendación de liderazgo y autoridad, parece que aquí, como en los sacrificios, simboliza la identificación del pueblo con lo presentado a Dios. Como el animal sacrificado toma el lugar de la persona que lo ofrece, los levitas toman el lugar de los primogénitos de todo el pueblo. Aunque los levitas son puestos aparte para un servicio especial, son los representantes ante Dios de todo el pueblo.

Los levitas son entonces presentados (simbólicamente) a Dios, pero como una ofrenda mecida, son recibidos de vuelta por los sacerdotes para su uso. Los levitas tienen que hacer sacrificios para hacer expiación por sus propios pecados. Sólo después de esto pueden hacer expiación por el pueblo en el sentido de pagar con sus vidas el precio del rescate de los primogénitos de todo el pueblo. Al ser purificados, los levitas pueden entrar en su servicio sagrado. Si uno del pueblo, no purificado especialmente para el servicio de Dios, intentara hacer lo que ellos hacen, sufrirían la muerte. En este sentido, los levitas evitan que haya mortandad entre el pueblo.

La edad de servicio de los levitas.

A la edad de 50 años, los levitas deben retirarse del servicio. La nota en la RVA interpreta este como servicio en el culto, pero parece mejor entender este servicio como el trabajo arduo de desmontar, transportar, y erigir el tabernáculo. Al llegar a los 50 años, podían ayudar en varias maneras, pero tenían que retirarse del trabajo duro. Un problema resulta de la afirmación que entran en el servicio a la edad de 25 años, mientras que la edad de servicio era entre los 30 y 50. Parece que este mandato se dio en relación con la consagración de los levitas, que probablemente tuvo lugar durante el primer mes del segundo año. Si el censo de los levitas en el cap. 4 se tomó alrededor de la ocasión del censo militar de todo el pueblo en el cap. 1, entonces tuvo lugar en el segundo mes. Quizás a la luz del número de levitas disponibles, la edad de su entrada en el servicio fue cambiada.

  • Páginas:
  • 1
  • 2
  • 3

Ayúdanos a continuar sembrando La Palbara de Dios

WebDedicado ha sido autorizado a recaudar los fondos para continuar con La Gran Comisión


Deja el primer comentario

Otros artículos de Nuestro Blog

Que pueden ser de interés para ti de acuerdo a tus lecturas previas.