Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Números 4: Tareas de los levitas

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on email

Núm 4:1 Habló Jehová a Moisés y a Aarón, diciendo:

Este capítulo detalla el censo de los levitas, entre las edades de 30 y 50 años, al servicio del tabernáculo. Las tareas de los hijos de Coat se centran en el lugar santísimo (con objetos especialmente santos dentro del tabernáculo que no se especifican, v. 4). Los hijos de Gersón y de Merari se ocuparán de la cubierta y las piezas de la estructura del tabernáculo.

Núm 4:2 Toma la cuenta de los hijos de Coat de entre los hijos de Leví, por sus familias, según las casas de sus padres,

Los coatitas, los gersonitas, y los meratitas eran familias de levitas a quienes les eran asignadas tareas especiales en el culto de Israel. Para realizar los trabajos descritos en este capítulo, un levita debía tener entre treinta y cincuenta años de edad. Se esperaba de ellos que cumpliesen sus deberes al detalle según se describe aquí. A decir verdad, la falta de cumplimiento en esto significaba la muerte. El culto a nuestro santo Dios no debe ser tomado ligeramente.

Núm 4:3 de edad de treinta años arriba hasta cincuenta años, todos los que entran en compañía para servir en el tabernáculo de reunión.

Núm 4:4 El oficio de los hijos de Coat en el tabernáculo de reunión, en el lugar santísimo, será este:

Núm 4:5 Cuando haya de mudarse el campamento, vendrán Aarón y sus hijos y desarmarán el velo de la tienda, y cubrirán con él el arca del testimonio;

Núm 4:6 y pondrán sobre ella la cubierta de pieles de tejones, y extenderán encima un paño todo de azul, y le pondrán sus varas.

Núm 4:7 Sobre la mesa de la proposición extenderán un paño azul, y pondrán sobre ella las escudillas, las cucharas, las copas y los tazones para libar; y el pan continuo estará sobre ella.

Núm 4:8 Y extenderán sobre ella un paño carmesí, y lo cubrirán con la cubierta de pieles de tejones; y le pondrán sus varas.

Núm 4:9 Tomarán un paño azul y cubrirán el candelero del alumbrado, sus lamparillas, sus despabiladeras, sus platillos, y todos sus utensilios del aceite con que se sirve;

Núm 4:10 y lo pondrán con todos sus utensilios en una cubierta de pieles de tejones, y lo colocarán sobre unas parihuelas.

Núm 4:11 Sobre el altar de oro extenderán un paño azul, y lo cubrirán con la cubierta de pieles de tejones, y le pondrán sus varas.

Núm 4:12 Y tomarán todos los utensilios del servicio de que hacen uso en el santuario, y los pondrán en un paño azul, y los cubrirán con una cubierta de pieles de tejones, y los colocarán sobre unas parihuelas.

Núm 4:13 Quitarán la ceniza del altar, y extenderán sobre él un paño de púrpura;

Núm 4:14 y pondrán sobre él todos sus instrumentos de que se sirve: las paletas, los garfios, los braseros y los tazones, todos los utensilios del altar; y extenderán sobre él la cubierta de pieles de tejones, y le pondrán además las varas.

Núm 4:15 Y cuando acaben Aarón y sus hijos de cubrir el santuario y todos los utensilios del santuario, cuando haya de mudarse el campamento, vendrán después de ello los hijos de Coat para llevarlos; pero no tocarán cosa santa, no sea que mueran. Estas serán las cargas de los hijos de Coat en el tabernáculo de reunión.

Deja una respuesta

Ayúdanos a continuar Sembrando La Palabra de Dios

Publicaciones que pueden ser de interés para ti

Para achicar la soberbia

La soberbia es una forma particular de la incapacidad, que suele afectar a gobernantes, directivos, funcionarios, y a muchas otras personas, no importa su origen, clase social

Artículo Completo

Generacion del 50

Un día un joven le preguntó a su abuelo: «¡Abuelo! Cómo pudieron vivir antes… Sin tecnología, sin internet, sin computadoras, sin drones, sin bitcoins, sin celulares, sin Facebook

Artículo Completo

El árbol que supo quien es

En algún lugar que podría ser cualquier lugar, y en un tiempo que podría ser cualquier tiempo, un hermoso jardín con manzanos, naranjos, perales y bellísimos rosales,

Artículo Completo

El reloj de la pared

Una vez, a un reloj, colgado de una pared, se le ocurrió pensar en los segundos que tenía que recorrer para hacer un minuto; en las semanas

Artículo Completo