Comprometidos a Sembrar La Palabra de Dios

Números 35: Herencia de los levitas

Ciudades de refugio

Núm 35:9 Habló Jehová a Moisés, diciendo:

Núm 35:10 Habla a los hijos de Israel, y diles: Cuando hayáis pasado al otro lado del Jordán a la tierra de Canaán,

Núm 35:11 os señalaréis ciudades, ciudades de refugio(B) tendréis, donde huya el homicida que hiriere a alguno de muerte sin intención.

Núm 35:12 Y os serán aquellas ciudades para refugiarse del vengador, y no morirá el homicida hasta que entre en juicio delante de la congregación.

La congregación : es la autoridad legal que puede juzgar el caso

Núm 35:13 De las ciudades, pues, que daréis, tendréis seis ciudades de refugio.

Núm 35:14 Tres ciudades daréis a este lado del Jordán, y tres ciudades daréis en la tierra de Canaán, las cuales serán ciudades de refugio.

Núm 35:15 Estas seis ciudades serán de refugio para los hijos de Israel, y para el extranjero y el que more entre ellos, para que huya allá cualquiera que hiriere de muerte a otro sin intención.

Núm 35:16 Si con instrumento de hierro lo hiriere y muriere, homicida es; el homicida morirá.

Núm 35:17 Y si con piedra en la mano, que pueda dar muerte, lo hiriere y muriere, homicida es; el homicida morirá.

Núm 35:18 Y si con instrumento de palo en la mano, que pueda dar muerte, lo hiriere y muriere, homicida es; el homicida morirá.

Núm 35:19 El vengador de la sangre, él dará muerte al homicida; cuando lo encontrare, él lo matará.

El vengador de la sangre: Responsabilidad legal que correspondía al pariente más cercano de la víctima, quien debía ejecutar al victimario.

Núm 35:20 Y si por odio lo empujó, o echó sobre él alguna cosa por asechanzas, y muere;

Núm 35:21 o por enemistad lo hirió con su mano, y murió, el heridor morirá; es homicida; el vengador de la sangre matará al homicida cuando lo encontrare.

Núm 35:22 Mas si casualmente lo empujó sin enemistades, o echó sobre él cualquier instrumento sin asechanzas,

Núm 35:23 o bien, sin verlo hizo caer sobre él alguna piedra que pudo matarlo, y muriere, y él no era su enemigo, ni procuraba su mal;

Núm 35:24 entonces la congregación juzgará entre el que causó la muerte y el vengador de la sangre conforme a estas leyes;

La distinción legal entre un crimen y un homicidio, se ilustra con una serie de ejemplos.

Núm 35:25 y la congregación librará al homicida de mano del vengador de la sangre, y la congregación lo hará volver a su ciudad de refugio, en la cual se había refugiado; y morará en ella hasta que muera el sumo sacerdote, el cual fue ungido con el aceite santo.

Ayúdanos a continuar sembrando La Palbara de Dios

WebDedicado ha sido autorizado a recaudar los fondos para continuar con La Gran Comisión


Deja el primer comentario

Otros artículos de Nuestro Blog

Que pueden ser de interés para ti de acuerdo a tus lecturas previas.