Números 3: Censo y deberes de los levitas

Al hacer tu Donativo recibirás vía Email el libro Vida de Jesús un Evangelio Armonizado. El más completo estudio de Los Evangelios en formato PDF. 1,662 páginas del texto Bíblico Comentado. Una vez hagas tu Donativo envíanos una nota por medio de nuestra Cadena de Oración con el Email al cual quieres recibir el libro.

Núm 3:1 Estos son los descendientes de Aarón y de Moisés, en el día en que Jehová habló a Moisés en el monte de Sinaí.

Este capítulo cubre el censo de los levitas, quienes fueron exceptuados de cualquier tipo de servicio militar en el campamento. Se refiere a la tribu de Leví como los sustitutos de los hijos primogénitos de Israel, a la posición de los campamentos de las familias levíticas, a sus responsabilidades, y a la superioridad de la familia de Aarón y Moisés sobre el resto de los levitas.

Descendientes: Alude a las genealogías. Lo que se relata no tiene que ver con el censo. El censo da cuenta del número de personas que pertenece a las distintas familias; la genealogía traza la descendencia de los individuos con respecto a sus antepasados. La palabra para genealogía ocupa un lugar central en las historias de Abraham, Isaac y Jacob, respectivamente.

Núm 3:2 Y estos son los nombres de los hijos de Aarón:(A) Nadab el primogénito, Abiú, Eleazar e Itamar.

Núm 3:3 Estos son los nombres de los hijos de Aarón, sacerdotes ungidos, a los cuales consagró para ejercer el sacerdocio.

Consagró : Literalmente, «llenó sus manos» se refiere a los ritos de ordenación establecidos en Exodo, y ejecutados en Levítico. El asunto de si el modelo de ministerio que separa al clero de los laicos debía ser trasladado del AT a la Iglesia ha sido respondido de varias maneras por distintas denominaciones cristianas. Muchos evangélicos contemporáneos tienden a disminuir la importancia de la distinción entre el clero y los laicos, apoyando su punto de vista sobre el ministerio en la expansión de los dones del Espíritu a que se refiere Moisés.

Núm 3:4 Pero Nadab y Abiú murieron delante de Jehová cuando ofrecieron fuego extraño delante de Jehová(B) en el desierto de Sinaí; y no tuvieron hijos; y Eleazar e Itamar ejercieron el sacerdocio delante de Aarón su padre.

Núm 3:5 Y Jehová habló a Moisés, diciendo:

Núm 3:6 Haz que se acerque la tribu de Leví, y hazla estar delante del sacerdote Aarón, para que le sirvan,

Núm 3:7 y desempeñen el encargo de él, y el encargo de toda la congregación delante del tabernáculo de reunión para servir en el ministerio del tabernáculo;

El trabajo del tabernáculo como responsabilidad de los levitas es diferente del trabajo de Aarón y sus descendientes, quienes «ministraban como sacerdotes». Un levita que no fuera descendiente de Aarón no estaba autorizado a realizar trabajo sacerdotal.

Núm 3:8 y guarden todos los utensilios del tabernáculo de reunión, y todo lo encargado a ellos por los hijos de Israel, y ministren en el servicio del tabernáculo.

Núm 3:9 Y darás los levitas a Aarón y a sus hijos; le son enteramente dados de entre los hijos de Israel.

Núm 3:10 Y constituirás a Aarón y a sus hijos para que ejerzan su sacerdocio; y el extraño que se acercare, morirá.

Aarón y sus descendientes fueron apartados para el sacerdocio. Hay un tremendo contraste entre el sacerdocio en el Antiguo Testamento y el sacerdocio de Cristo en el Nuevo Testamento. Aarón y su descendencia eran los únicos que podían realizar las tareas de los sacerdotes y acercarse a la morada de Dios. Ahora que Cristo es nuestro Sumo Sacerdote, nuestro mediador ante Dios, todos los que lo seguimos somos también sacerdotes. Todos los cristianos pueden ahora acercarse a la presencia de Dios sin temor, ya que el propio Hijo de Dios alienta a sus seguidores a que lo hagan. La culpa del pecado queda atrás cuando tenemos una relación especial con Dios basada en lo que Cristo ha hecho por nosotros.

Compártelo con tus redes

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

Tu Opinión es muy importante para nosotros

Deja una respuesta

También Podría interesarte

Libre

Hubo un tiempo en mi vida en que si me preguntabas: «¿Qué fue lo último que hiciste mal?», podía haberte detallado el preciso instante en

Leer Más >>

Exodo

Levántate… sal… alza el vuelo. Estas palabras son buenas para aquellos que están atrapados o esclavizados. Sin embargo, algunos se resisten a la orden de

Leer Más >>
Dios llamó a mi puerta

Dios llamó a mi puerta

Cuando era niño, llamó Dios a la puerta de mi corazón. En aquella temprana etapa vivía tan absorto en los juegos de la infancia que

Leer Más >>