Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Números 28: Las ofrendas diarias

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on email

Núm 28:29 y con cada uno de los siete corderos una décima;

Este pasaje regula las ofrendas de las grandes fiestas anuales.

Núm 28:30 y un macho cabrío para hacer expiación por vosotros.

Núm 28:31 Los ofreceréis, además del holocausto continuo con sus ofrendas, y sus libaciones; serán sin defecto.

Al día de las primicias se le llama también aquí la Fiesta de las Semanas, y tenía lugar al final de la cosecha del trigo.

Leyes sobre ofrendas y votos

Encontramos leyes en cuanto a ofrendas en varios otros lugares en el Pentateuco; ¿por qué más reglas aquí? Hay que notar que esta sección tiene un enfoque particular. Mientras que otros pasajes dan detalles del procedimiento que hay que seguir con los diferentes sacrificios, este pasaje da una lista de los animales que los sacerdotes deben presentar por todo el pueblo diariamente y en los días especiales. Es verdad que Levítico presenta el calendario de las fiestas sagradas de Israel, pero el enfoque allí enfatiza las responsabilidades de los laicos de dejar de trabajar y de asistir a las convocaciones especiales. El énfasis aquí cae sobre las ofrendas que los sacerdotes deben presentar. Los sacrificios que los individuos presentan por sus propios pecados, votos, acciones de gracias, etc., son además de estas ofrendas presentadas por los sacerdotes en nombre de toda la congregación.

Pero ¿por qué ubicar esta colección de reglas aquí en el libro de Números? Hay que reconocer que las colecciones de leyes en Números sirven a un propósito teológico. El comentarista Wenham señala que estas reglas requieren que los sacerdotes ofrezcan cada año 113 novillos, 32 carneros y 1086 corderos, con cantidades grandes de harina, aceite y vino. ¿Dónde van a conseguir tantos animales? En esta altura de la historia, el pueblo está al umbral de la tierra prometida. Está al punto de emprender una guerra de conquista de la tierra. Si obedece a Jehová, tiene la promesa de las bendiciones divinas. Dios ha prometido darle victoria en la guerra, darle una tierra buena y fecunda, y multiplicar el ganado y las riquezas del pueblo. Los requisitos de la ley sirven para subrayar las promesas de Dios de proveer lo necesario para cumplir la ley. A pesar del pecado y la apostasía de Israel, Jehová no ha rechazado a su pueblo. Las leyes aquí sirven para poner énfasis en esta verdad. Indirectamente entonces motivan a Israel a creer las promesas de Dios y obedecer sus mandamientos para que de veras prospere en la tierra que fluye leche y miel.

Por el otro lado, el énfasis cae sobre los sacrificios de purificación por el pecado y los holocaustos, que simbolizan una entrega completa a Dios. Se subraya entonces la verdad de que si Israel va a ser el pueblo de Dios y gozar de las bendiciones divinas en el futuro, debe purificarse de su pecado y dedicarse nuevamente a Jehová. Otra vez vemos la importancia de los sacerdotes como mediadores que hacen posible que un pueblo pecaminoso se purifique y se acerque a un Dios santo.

Muchos eruditos creen que este calendario de sacrificios es de una fecha muy tardía. Sin embargo, entre las tablillas de Ugarit, los arqueólogos han encontrado un calendario ritual cananeo del siglo XIV a. de J.C. que presenta paralelos marcados con lo presentado aquí. No hay nada increíble entonces en mantener que en esencia estas reglas provienen de la época de Moisés.

Reglas para las ofrendas.

La ofrenda diaria. Cada día, deben ofrecer en holocausto dos corderos, uno de mañana y uno de tarde, con las correspondientes ofrendas de harina, aceite y vino. Este es el sacrificio continuo que es quitado por el pequeño cuerno en el libro de Daniel. Todos los demás sacrificios en los días especiales se agregan a la ofrenda diaria. Puede ser que las ofrendas adicionales se hacían después de sacrificar el cordero de la mañana.

Deja una respuesta

Ayúdanos a continuar Sembrando La Palabra de Dios

Publicaciones que pueden ser de interés para ti

La otra mejilla

Existía un monasterio que estaba ubicado en lo alto de la montaña. Sus monjes eran pobres, pero conservaban en una vitrina tres manuscritos antiguos, muy piadosos. Vivían

Artículo Completo

Job 24: Quejas de Job

Job 24:1  ¿Por qué no se reserva los tiempos el Todopoderoso, y por qué no ven sus días los que le conocen? Continuando su soliloquio, Job se

Artículo Completo

El sistema solar

En alguna ocasión se suscitó una fuerte discusión entre dos amigos, uno creyente en la existencia de Dios y el otro absolutamente incrédulo y ateo. Después de

Artículo Completo