Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Números 26: Censo del pueblo en Moab

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on email

Núm 26:1 Aconteció después de la mortandad, que Jehová habló a Moisés y a Eleazar hijo del sacerdote Aarón, diciendo:

El nuevo censo era necesario porque la primera generación había perecido. Este capítulo da inicio a la segunda sección principal tras la partida del Sinaí, y trata de la preparación de una nueva generación para la tierra prometida. No se informa de más murmuraciones, quejas o rebeliones. La distribución de la tierra y los preparativos de su conquista, junto a varias instrucciones nuevas, completan lo que falta del libro de Números.

Ofrecen los resultados del censo. Los nombres de las familias son aquellos que designaban a los antepasados de las doce tribus de la primera generación israelita.

Explican el propósito del censo, esto es, la distribución de la tierra entre las tribus. En ello se distingue del censo de la primera generación, cuyo objetivo era determinar el orden que les correspondía en la marcha y en las batallas. Ofrecen el censo de los levitas que no tomarían parte en el reparto de las tierras.

Núm 26:2 Tomad el censo(A) de toda la congregación de los hijos de Israel, de veinte años arriba, por las casas de sus padres, todos los que pueden salir a la guerra en Israel.

Todos los que pueden salir a la guerra : Prevé la conquista de la tierra prometida

Núm 26:3 Y Moisés y el sacerdote Eleazar hablaron con ellos en los campos de Moab, junto al Jordán frente a Jericó, diciendo:

Núm 26:4 Contaréis el pueblo de veinte años arriba, como mandó Jehová a Moisés y a los hijos de Israel que habían salido de tierra de Egipto.

Núm 26:5 Rubén, primogénito de Israel; los hijos de Rubén: de Enoc, la familia de los enoquitas; de Falú, la familia de los faluitas;

Núm 26:6 de Hezrón, la familia de los hezronitas; de Carmi, la familia de los carmitas.

Núm 26:7 Estas son las familias de los rubenitas; y fueron contados de ellas cuarenta y tres mil setecientos treinta.

Núm 26:8 Los hijos de Falú: Eliab.

Sólo se relacionan tres generaciones desde Rubén a Datán y Abiram. Obviamente, la genealogía aparece aquí abreviada, ya que Israel estuvo en Egipto varios cientos de años. Ello debe servir de advertencia a aquellos que suponen que las genealogías bíblicas son lo suficientemente completas como para calcular la historia de la humanidad desde los tiempos de Adán.

Núm 26:9 Y los hijos de Eliab: Nemuel, Datán y Abiram. Estos Datán y Abiram fueron los del consejo de la congregación, que se rebelaron contra Moisés y Aarón con el grupo de Coré, cuando se rebelaron contra Jehová;

Núm 26:10 y la tierra abrió su boca y los tragó a ellos y a Coré, cuando aquel grupo murió, cuando consumió el fuego a doscientos cincuenta varones, para servir de escarmiento.

One Comment

Deja una respuesta

Ayúdanos a continuar Sembrando La Palabra de Dios

Publicaciones que pueden ser de interés para ti

El polluelo de águila

Un día, recorriendo la montaña un pastor encontró, medio muerto de hambre y abandonado, en un nido roto, un pichón de águila. El polluelo fue recogido y

Artículo Completo