Números 20: Agua de la roca

A pesar de los paralelos con los relatos anteriores de viajes, es importante notar un contraste marcado. Los viajes anteriores empiezan con una nota de triunfo; pero muy pronto, al encontrar problemas, la fe del pueblo se desvanece. El viaje al umbral de la tierra prometida en Números 10-12 termina en la tragedia de la rebelión del pueblo, que produce el rechazo divino. Pero esta vez, el orden es diferente. El viaje comienza con una nota solemne inmediatamente después del relato de la muerte de María y el pecado de Moisés y Aarón, después de la experiencia humillante de haber sido negado el derecho del paso por Edom. Pero a pesar de varios problemas en el camino, el pueblo encuentra la victoria sobre los enemigos. Cuando llegan al fin a las llanuras de Moab, la nota es de una expectativa confiada de triunfo en la campaña venidera para conquistar la tierra prometida.

El desvío alrededor de Edom.

El territorio tradicional de los edomitas era el monte de Seir, al este del Arabá (el valle que corre al sur de mar Muerto hasta el Golfo de Akaba del mar Rojo). Había una ruta usada por las caravanas entre Damasco y el Golfo de Akaba que pasaba por este territorio. Se llamaba el camino del Rey. Las evidencias arqueológicas disponibles parecen indicar que no había una población asentada ni en Edom ni en Moab hasta después del 1300 a. de J.C., evidencia a favor de una fecha para el éxodo después de 1300 a. de J.C.

El pedido de Israel de pasar por el territorio de Edom sigue la forma de cartas diplomáticas del período antes de 1000 a. de J.C. Conocemos bien esta forma por el descubrimiento de las tablillas de Mari y de Babilonia en Mesopotamia, las tablillas de Alalakh en Siria, y las cartas de ElAmarna en Egipto. Primeramente se menciona el nombre del destinatario. Sigue la fórmula introductoria “Así dice fulano” y una identificación del rango del remitente. Generalmente se identifica como “tu siervo”, pero en este caso Israel se identifica como “tu hermano”. Después viene una presentación de la situación y la necesidad del remitente. La carta termina con el pedido del remitente. Esta conformidad a las costumbres diplomáticas antiguas apoya una vez más la edad del contenido del libro de Números.

A pesar de las instrucciones de Dios de aniquilar totalmente a los habitantes de Canaán, Israel demuestra una intención pacífica hacia Edom. Esto es en parte porque el territorio de Edom y de Moab quedaba fuera de la tierra que Jehová había prometido dar a Israel y en parte porque los edomitas, como los descendientes de Esaú, estaban relacionados con los hijos de Israel (Jacob). A pesar del propósito pacífico y el pedido diferencial de Israe, Edom le rehúsa el permiso de pasar por su territorio,. A pesar de la promesa reiterada de Israel de quedarse en el camino y la nueva promesa de pagar por el agua tomada, Edom otra vez le niega el derecho de pasar y sale con hombres armados. Israel se ve obligado entonces a seguir una ruta más larga para rodear el territorio de Edom. Este hecho contribuyó a las relaciones amargas entre Edom e Israel en los siglos posteriores.

La muerte de Aarón en el monte Hor

El texto dice que el monte Hor está en la frontera de Edom, pero no sabemos su ubicación exacta. (La tradición que lo identifica con Jebel Harun, cerca de Petra, no parece muy probable, porque éste no estaría en la frontera de Edom.) Deuteronomio dice que Aarón murió en Mosera. Se sugiere que éste fue un lugar al pie del monte Hor. La nota parece estar fuera de lugar cronológicamente; por lo menos, no concuerda con Numeros. Según este último pasaje, Aarón murió en el año 40 después del éxodo, en el mes quinto. Esta fecha sería 38 años después de la salida del monte Sinaí.

Dios avisa a Moisés y a Aarón que Aarón morirá fuera de la tierra prometida como castigo por su participación en la rebelión de Moisés en Meriba. Eleazar, el mayor de los hijos sobrevivientes de Aarón, toma su lugar como sumo sacerdote. Como el sumo sacerdote era considerado el mediador supremo entre el pueblo y Dios, su muerte siempre era un acontecimiento importante. En este caso, es aun más importante pues Aarón fue el primer sumo sacerdote de Israel. El significado de Aarón es indicado por el hecho de que el pueblo hace duelo por él durante 30 días. La transferencia del oficio sagrado se simboliza por sacar las vestiduras sagradas de Aarón y ponerlas sobre Eleazar. Así se garantiza la continuación del sacerdocio aarónico.

[/private]

Ayúdanos a continuar Sembrando La Palabra de Dios

WebDedicado ha sido autorizado a recaudar las donaciones para continuar con La gran Comisión.


Deja el primer comentario