Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Números 19: La purificación de los inmundos

Pastor Lionel

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on email

Núm 19:11 El que tocare cadáver de cualquier persona será inmundo siete días.

Núm 19:12 Al tercer día se purificará con aquella agua, y al séptimo día será limpio; y si al tercer día no se purificare, no será limpio al séptimo día.

Núm 19:13 Todo aquel que tocare cadáver de cualquier persona, y no se purificare, el tabernáculo de Jehová contaminó, y aquella persona será cortada de Israel; por cuanto el agua de la purificación no fue rociada sobre él, inmundo será, y su inmundicia será sobre él.

Las personas contaminadas debían pasar por el rito de purificación. Esto contrasta con los casos especiales de vv. 14-19, donde una persona limpia debía realizar el rito en favor de otra contaminada.

Núm 19:14 Esta es la ley para cuando alguno muera en la tienda: cualquiera que entre en la tienda, y todo el que esté en ella, será inmundo siete días.

Núm 19:15 Y toda vasija abierta, cuya tapa no esté bien ajustada, será inmunda;

Núm 19:16 y cualquiera que tocare algún muerto a espada sobre la faz del campo, o algún cadáver, o hueso humano, o sepulcro, siete días será inmundo.

Núm 19:17 Y para el inmundo tomarán de la ceniza de la vaca quemada de la expiación, y echarán sobre ella agua corriente en un recipiente;

Núm 19:18 y un hombre limpio tomará hisopo, y lo mojará en el agua, y rociará sobre la tienda, sobre todos los muebles, sobre las personas que allí estuvieren, y sobre aquel que hubiere tocado el hueso, o el asesinado, o el muerto, o el sepulcro.

Núm 19:19 Y el limpio rociará sobre el inmundo al tercero y al séptimo día; y cuando lo haya purificado al día séptimo, él lavará luego sus vestidos, y a sí mismo se lavará con agua, y será limpio a la noche.

Núm 19:20 Y el que fuere inmundo, y no se purificare, la tal persona será cortada de entre la congregación, por cuanto contaminó el tabernáculo de Jehová; no fue rociada sobre él el agua de la purificación; es inmundo.

Núm 19:21 Les será estatuto perpetuo; también el que rociare el agua de la purificación lavará sus vestidos; y el que tocare el agua de la purificación será inmundo hasta la noche.

Núm 19:22 Y todo lo que el inmundo tocare, será inmundo; y la persona que lo tocare será inmunda hasta la noche.

Este capítulo contiene un cuerpo de instrucciones sobre el agua que se utilizaba para la purificación de las personas que se ponían en contacto con cadáveres, y demuestra que Dios no está del lado de la muerte. Es apropiado el lugar que ocupa en esta sección a causa de las muchas muertes de que se habla en el capítulo 16.

Una respuesta

Deja una respuesta

Ayúdanos a continuar Sembrando La Palabra de Dios

Publicaciones que pueden ser de interés para ti

Amar a la vida

Un profesor fue invitado a dar una conferencia en una base militar, y en el aeropuerto lo recibió un soldado llamado Ralph. Mientras se encaminaban

Artículo Completo

Te hice a ti

En la calle vi a una niñita temblando de frío con un vestidito ligero, con poca esperanza de encontrar una comida decente. Me enojé y

Artículo Completo