Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Números 18: Sostenimiento de sacerdotes y levitas

Pastor Lionel

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on email

Núm 18:1 Jehová dijo a Aarón: Tú y tus hijos, y la casa de tu padre contigo, llevaréis el pecado del santuario; y tú y tus hijos contigo llevaréis el pecado de vuestro sacerdocio.

El Señor dirige tres discursos a Aarón y uno a Moisés. El primer discurso responde a la pregunta de la gente, o sea, cómo pueden los laicos evitar la muerte cuando traen sacrificios al tabernáculo. Los otros discursos tratan del sostenimiento de los sacerdotes y levitas, teniendo en cuenta que no recibirán lotes de tierra.

La especial situación de los aaronitas y los levitas no los autorizaba a actuar incorrectamente dentro de su sagrada misión.

Núm 18:2 Y a tus hermanos también, la tribu de Leví, la tribu de tu padre, haz que se acerquen a ti y se junten contigo, y te servirán; y tú y tus hijos contigo serviréis delante del tabernáculo del testimonio.

Núm 18:3 Y guardarán lo que tú ordenes, y el cargo de todo el tabernáculo; mas no se acercarán a los utensilios santos ni al altar, para que no mueran ellos y vosotros.

Núm 18:4 Se juntarán, pues, contigo, y tendrán el cargo del tabernáculo de reunión en todo el servicio del tabernáculo; ningún extraño se ha de acercar a vosotros.

Núm 18:5 Y tendréis el cuidado del santuario, y el cuidado del altar, para que no venga más la ira sobre los hijos de Israel.

Núm 18:6 Porque he aquí, yo he tomado a vuestros hermanos los levitas de entre los hijos de Israel, dados a vosotros en don de Jehová, para que sirvan en el ministerio del tabernáculo de reunión.

Esto es la reafirmación de lo que se dice en 3.5-13. Sobre el tabernáculo del testimonio

Núm 18:7 Mas tú y tus hijos contigo guardaréis vuestro sacerdocio en todo lo relacionado con el altar, y del velo adentro, y ministraréis. Yo os he dado en don el servicio de vuestro sacerdocio; y el extraño que se acercare, morirá.

La condición sacerdotal de los aaronitas es un don de servicio . El texto hebreo presenta aquí algunas dificultades, pero afirma:

1) El derecho del Señor de escoger a los aaronitas para desempeñar funciones sacerdotales;

2) el propósito para el que fueron escogidos éstos . Un sacerdote es un siervo, lo cual será también el significado de la palabra en el NT.

Núm 18:8 Dijo más Jehová a Aarón: He aquí yo te he dado también el cuidado de mis ofrendas; todas las cosas consagradas de los hijos de Israel te he dado por razón de la unción, y a tus hijos, por estatuto perpetuo.

Núm 18:9 Esto será tuyo de la ofrenda de las cosas santas, reservadas del fuego; toda ofrenda de ellos, todo presente suyo, y toda expiación por el pecado de ellos, y toda expiación por la culpa de ellos, que me han de presentar, será cosa muy santa para ti y para tus hijos.

Las cosas santas , reservadas del fuego : Alude a los sacrificios en los que sólo parte de la ofrenda se quema. Sólo los sacerdotes podían participar de los presentes, las ofrendas por el pecado y las ofrendas de expiación

Deja una respuesta

Ayúdanos a continuar Sembrando La Palabra de Dios

Publicaciones que pueden ser de interés para ti