Números 16: La rebelión de Coré

Coré

Algunas de las figuras importantes de la historia pudieron haber permanecido anónimas si no hubieran tratado de abarcar más de lo que podían sostener. Pero al negarse a estar contentos con lo que tenían y por tratar de obtener más de lo que se merecían, por lo general terminaban sin nada. Coré, uno de los líderes israelitas, era ese tipo de persona.

Coré era un levita que servía como asistente especial en las funciones diarias del tabernáculo. Muy poco después de la rebelión contra Dios, Coré instigó su propia mini rebelión. Reclutó un comité de quejas y confrontó a Moisés y a Aarón. La lista de peticiones quedaba reducida a tres puntos:

(1) no eres mejor que otro;
(2) todos en Israel han sido escogidos por Dios;
(3) no necesitamos obedecerte. Es sorprendente ver cómo Coré distorsionó los dos primeros puntos, ambos verdades, para llegar a conclusiones erróneas.

Moisés podría haber estado de acuerdo en que no era mejor que otro. También podía haber aceptado que todos los israelitas habían sido escogidos por Dios. Pero la aplicación que Coré hizo de esas verdades estuvo mal. No todos los israelitas habían sido escogidos para dirigir. La queja oculta de Coré era esta: «Yo tengo el mismo derecho que tiene Moisés para ser líder». Su error no solo le costó su puesto, un puesto de servicio que él disfrutaba, sino además su vida.

La historia de Coré nos hace varias advertencias:

(1) No permita que el deseo por lo que los demás han hecho lo haga sentirse inconforme con lo que usted tiene.
(2) No trate de elevar su propia autoestima atacando a alguien más.
(3) No utilice parte de la Palabra de Dios para apoyar lo que quiere; en lugar de eso, permita que las Escrituras como un todo moldeen sus deseos.
(4) No espere encontrar satisfacción en el poder ni en la posición, quizá Dios quiera trabajar a través de usted en la posición en la cual se encuentra ahora.

Coré fue Líder popular; figura influyente durante el éxodo. Nombrado junto con los jefes de los clanes de Israel. Uno de los primeros levitas que fueron designados para servicio especial en el tabernáculo, mas como todos cometió errores: No pudo reconocer la importante posición en la que Dios lo había colocado. Se olvidó de que su lucha era contra alguien mucho mayor que Moisés. Permitió que la codicia cegara su sentido común

De su vida aprendemos que: En ocasiones existe una línea muy delgada entre las metas y la codicia. Si no estamos contentos con lo que tenemos, podemos llegar a perderlo sin obtener nada mejor.

A Coré le vemos en Egipto, península del Sinaí, de ocupación: Levita (asistente en el tabernáculo)

La rebelión de los líderes y levitas : Rechazo del orden espiritual.

Obviamente no relatan todo lo que pasó durante un período de 38 años. Vemos que los escritores bíblicos eligen (bajo la dirección del Espíritu Santo) los eventos que relatan según lo que consideran importante o lo que ilustra los principios teológicos que quieren compartir. Por eso, a veces encontramos relatos extensos que tratan de períodos cortos; y otras veces tenemos muy poco sobre períodos extendidos. Como esta generación de los israelitas ya ha sido rechazada por Dios, la gran mayoría de lo que hace durante los años errantes en el desierto no tiene importancia para la historia del pueblo de Dios. Sólo encontramos algunos relatos de rebelión (que sirven como advertencia para generaciones posteriores) y varias leyes para la dirección del pueblo cuando al fin tome la tierra prometida. Como los eventos relatados y las leyes dadas no tienen una fecha, no están necesariamente presentados en orden cronológico. Pero su presencia en esta sección del libro indica que son parte de las tradiciones asociadas con los años errantes en el desierto alrededor de Cades.

Ayúdanos a continuar Sembrando La Palabra de Dios

WebDedicado ha sido autorizado a recaudar las donaciones para continuar con La gran Comisión.


Deja el primer comentario