Números 13: Misión de los doce espías

Pastor Lionel

Ayúdanos a continuar esta Obra

Núm 13:28 Mas el pueblo que habita aquella tierra es fuerte, y las ciudades muy grandes y fortificadas; y también vimos allí a los hijos de Anac.

Los «hijos de Anac» eran una raza de personas anormalmente grandes. La familia de Goliat puede haber descendido de estas personas

Núm 13:29 Amalec habita el Neguev, y el heteo, el jebuseo y el amorreo habitan en el monte, y el cananeo habita junto al mar, y a la ribera del Jordán.

Dios dijo a los israelitas que la tierra prometida era rica y fértil. No sólo eso, El prometió que esa tierra generosa sería suya. Cuando los espías rindieron su informe a Moisés, dieron muchas razones para entrar en la tierra, pero no dejaron de pensar en las cosas malas que podrían suceder. El hablar de gigantes y de ciudades amuralladas puede facilitar que nos olvidemos de la promesa de Dios de ayudarnos. Cuando se enfrente a una decisión difícil, no permita que lo negativo le haga perder la vista de lo positivo. Evalúe las dos cuidadosamente. No permita que las dificultades potenciales lo cieguen ante el poder de Dios para ayudar y su promesa de dirección.

Las ciudades fortificadas de las que hablaron los espías estaban rodeadas por altas murallas aproximadamente de 6 m de ancho por 7.5 m de alto. Por lo general había guardias instalados en la parte alta, donde se tenía una vista dominante de todo el campo. Los residentes, dijeron los espías, eran hombres formidables -de 2.10 a 2.70 m de altura- así que los israelitas se sintieron como saltamontes junto a ellos. Las ciudades amuralladas y los gigantes infundieron miedo en los corazones de la mayoría de los espías.

Núm 13:30 Entonces Caleb hizo callar al pueblo delante de Moisés, y dijo: Subamos luego, y tomemos posesión de ella; porque más podremos nosotros que ellos.

podremos, yakol: Tener la habilidad, tener el poder; la capacidad para vencer o tener éxito. Este verbo se usa 200 veces en el Antiguo Testamento. Generalmente se traduce de varias formas, pero todas encierran ideas similares. Caleb utiliza yakol a fin de indicar su clara y firme convicción de que el pueblo poseía todos los recursos físicos y espirituales para lograr la victoria: «porque más podremos nosotros que ellos».

La fe cuando hay demoras. Confesión de fe. Caleb vio los mismos gigantes y las mismas ciudades amuralladas que los otros espías, pero los 10 espías regresaron para trasmitir un pesimista «informe malvado». Las palabras de Caleb proclamaron una convicción, una «confesión», ante todo Israel: «más podremos nosotros que ellos». él había reconocido el terreno, algo que nos recuerda que la fe no es ciega. La fe no niega la realidad o la dificultad; declara el poder de Dios.

Hay un mensaje en la respuesta de Caleb al rechazo de su informe. Algunos utilizan su confesión de fe para crear cismas, pero Caleb permaneció en la fe y continuó sirviendo durante 40 años, junto a aquellos cuya incredulidad causó un severo retraso en su experiencia personal. ¡Qué paciencia y qué fe! El hecho de que finalmente lograra la posesión de la tierra en una fecha tardía, indica que, aunque vendrán retrasos, la confesión de fe traerá al final la victoria al creyente.

Deja una respuesta

Publicaciones que pueden ser de interés para ti

Si el niño vive

Si el niño vive en un ambiente de crítica, aprende a condenar. Si vive en un ambiente de hostilidad, aprende a pelear. Si en un

Artículo Completo