Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Números 10: Las trompetas de plata

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on email

Núm 10:28  Este era el orden de marcha de los hijos de Israel por sus ejércitos cuando partían.

La expresión hebrea se movieron indica lo que iba a pasar; de ahí que deba ser traducida «se moverían».

Núm 10:29  Entonces dijo Moisés a Hobab, hijo de Rag:uel madianita, su suegro: Nosotros partimos para el lugar del cual Jehová ha dicho: Yo os lo daré. Ven con nosotros, y te haremos bien; porque Jehová ha prometido el bien a Israel.

Núm 10:30  Y él le respondió: Yo no iré, sino que me marcharé a mi tierra y a mi parentela.(A)

Núm 10:31  Y él le dijo: Te ruego que no nos dejes; porque tú conoces los lugares donde hemos de acampar en el desierto, y nos serás en lugar de ojos.

Núm 10:32  Y si vienes con nosotros, cuando tengamos el bien que Jehová nos ha de hacer, nosotros te haremos bien.

Al hacer un cumplido sobre sus habilidades en el desierto, Moisés le hizo saber a Hobab que lo necesitaba. Los demás pueden no saber que los aprecia si no les dice que son importantes para usted. El felicitar a los que lo merecen construye relaciones duraderas y ayuda a que los demás sepan que son valiosos para otros. Piense en los que lo han ayudado en este mes. ¿Qué puede hacer para que sepan cuánto los necesita y los aprecia?

Hobab. Y nos serás en lugar de ojos : Parece que Hobab conocía el terreno y estaba en condiciones de brindarles un servicio inestimable a los israelitas.

Núm 10:33  Así partieron del monte de Jehová camino de tres días; y el arca del pacto de Jehová fue delante de ellos camino de tres días, buscándoles lugar de descanso.

Núm 10:34  Y la nube de Jehová iba sobre ellos de día, desde que salieron del campamento.

Núm 10:35  Cuando el arca se movía, Moisés decía: Levántate, oh Jehová, y sean dispersados tus enemigos, y huyan de tu presencia los que te aborrecen.(B)

Núm 10:36  Y cuando ella se detenía, decía: Vuelve, oh Jehová, a los millares de millares de Israel.

La partida del Sinaí se relata tres veces en esta sección, de diferentes maneras: de forma sumaria; con detalles sobre el orden de marcha; a través de una declaración general en torno a las normas para levantar el campamento.

El arca, acompañada por la nube, constituía la vanguardia de la congregación. Aparentemente, Hobab y un contingente de exploradores buscarían un lugar adecuado para acampar. La congregación esperaría entonces que se levantara la nube y partiría hacia el próximo destino. También se sugiere aquí el papel del arca en caso de guerra.

Las trompetas de plata.

Dios manda que Moisés haga dos trompetas de plata que sólo los hijos de Aarón pueden tocar. Las usan para llamar al pueblo (o solamente sus líderes) a una asamblea a la puerta del tabernáculo\, y para dar la orden de salir del campamento. También se usarían dentro de la tierra prometida para llamar al pueblo a la guerra y a las fiestas sagradas. Según la tradición judía, se usaban notas prolongadas para llamar al pueblo a una asamblea. El alarma era una serie de notas cortas según la misma tradición. Este uso concuerda con la costumbre en Egipto entre los siglos XVI y XI a. de J.C., de usar trompetas para llamar al pueblo a la guerra o a la adoración. Otra vez tenemos una confirmación de la antigüedad de los materiales contenidos en Números. A través de la nube entonces, Dios indica al pueblo cuando debe levantar el campamento y moverse a otro lugar. Por el sonido de las trompetas se puede mantener comunicación con todas las tribus y coordinar sus movimientos. Así se hace provisión por la dirección del pueblo en el viaje que se acerca.

El pueblo ya ha sido constituido y organizado como una teocracia sacerdotal. Jehovah es su Rey divino, quien mora en medio del pueblo para proteger, guiar y bendecirlo. Los levitas y sacerdotes juegan un papel especial como mediadores entre Dios y el pueblo. El pueblo ha aceptado y dado su apoyo a esta estructura, y ha sido instruido en cómo mantenerse como un pueblo santo. Los levitas han sido organizados y purificados para llevar a cabo sus tareas en relación con el tabernáculo. El pueblo ha sido organizado para la marcha y para la guerra. Todo está listo entonces para la salida del pueblo del monte Sinaí en su marcha hacia la tierra prometida.

Deja una respuesta

Ayúdanos a continuar Sembrando La Palabra de Dios

Publicaciones que pueden ser de interés para ti

Permanecer abiertos

Un lector me envió una vez esta historia: Una rosa soñaba día y noche con la compañía de las abejas, pero ninguna venía a posarse en sus

Artículo Completo

Los 100 días del plebeyo

Una bella princesa estaba buscando consorte. Nobles y ricos pretendientes llegaban de todas partes con maravillosos regalos: joyas, tierras, ejércitos, tronos. Entre los candidatos se encontraba un

Artículo Completo