Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Números 2: Campamentos y jefes de las tribus

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on email

Núm 2:1 Habló Jehová a Moisés y a Aarón, diciendo:

Núm 2:2 Los hijos de Israel acamparán cada uno junto a su bandera, bajo las enseñas de las casas de sus padres; alrededor del tabernáculo de reunión acamparán.

Completado el censo militar, se dan instrucciones para la organización de las tribus y sus ejércitos. El campamento se organiza con tres tribus a cada lado del tabernáculo, de manera que la morada de Jehová se encuentre en el medio. Cuando éstas dejaban el campamento e iniciaban la marcha, las seis tribus situadas al este y al sur se ponían al frente, seguidas por los levitas que viajaban junto al tabernáculo en el centro; a continuación marchaban las seis tribus acampadas al oeste y al norte, respectivamente. Ya sea acampadas, o sobre la marcha, el tabernáculo se mantenía en el lugar central. Se le daba prioridad a una de las tribus que ocupaban cada uno de los lados del tabernáculo, Judá al este, Rubén al sur, Efraín al oeste y Dan al norte.

Bajo las enseñas de las casas de sus padres : Parece que se refiere al símbolo no militar alrededor del cual se agrupaban las tribus en el campamento, mientras la bandera se referiría específicamente a la agrupación militar. Se habla de los integrantes no militares del campamento, mientras que el resto del capítulo trata de las formaciones militares.

La nación de Israel estaba organizada en tribus por varias razones:

(1) Era un medio eficaz de administrar y gobernar un grupo tan grande.(2) Hacía más fácil la división de la tierra prometida.

(3) Era parte de su cultura y herencia (la gente no era conocida por su apellido, sino por su familia, clan y tribu).

(4) Se podía llevar más fácilmente un registro de las genealogías cuando las tribus estaban juntas. Las genealogías eran la única forma de demostrar que uno era un miembro legítimo del pueblo escogido de Dios.

(5) Los viajes eran más eficientes. Todas las personas conocían el estandarte de su tribu (una especie de bandera) y de esta manera permanecían juntos y evitaban perderse.

Núm 2:3 Estos acamparán al oriente, al este: la bandera del campamento de Judá, por sus ejércitos; y el jefe de los hijos de Judá, Naasón hijo de Aminadab.

Núm 2:4 Su cuerpo de ejército, con sus contados, setenta y cuatro mil seiscientos.

Núm 2:5 Junto a él acamparán los de la tribu de Isacar; y el jefe de los hijos de Isacar, Natanael hijo de Zuar.

Núm 2:6 Su cuerpo de ejército, con sus contados, cincuenta y cuatro mil cuatrocientos.

Núm 2:7 Y la tribu de Zabulón; y el jefe de los hijos de Zabulón, Eliab hijo de Helón.

Núm 2:8 Su cuerpo de ejército, con sus contados, cincuenta y siete mil cuatrocientos.

Núm 2:9 Todos los contados en el campamento de Judá, ciento ochenta y seis mil cuatrocientos, por sus ejércitos, marcharán delante.

Núm 2:10 La bandera del campamento de Rubén estará al sur, por sus ejércitos; y el jefe de los hijos de Rubén, Elisur hijo de Sedeur.

Deja una respuesta

Ayúdanos a continuar Sembrando La Palabra de Dios

Publicaciones que pueden ser de interés para ti

El Rey, el mendigo y la limosna

Caminaba un mendigo por un camino pedregoso, descalzo, harapiento, con su alforja al hombro. Traí­a el alma muy triste, los ojos bajos, hundidos, maldecí­a su suerte. De

Artículo Completo

La ciega

Esta es la historia de una joven ciega que se odiaba a si misma, y a todo el mundo por ser ciega. Odiaba a todos, menos a

Artículo Completo