No seamos tropiezo para nadie

Pastor Lionel

Ayúdanos a continuar esta Obra

Se cuenta la historia de un hombre ciego que acostumbraba a llevar consigo un farolillo siempre que salía a la calle de noche.

Alguien le preguntó por qué razón usaba un farolillo, cuando no podía ver, a lo que el ciego contestó: «Para evitar que otros tropiecen conmigo.» Era una idea inteligente.

El nunca tropezaba con otros, al menos intencionalmente, pero tampoco quería que los otros tropezaran con él.

Esta debiera ser una preocupación para cada cristiano. Debemos vigilar que nadie tropiece a causa de nosotros. De esto habla Jesús en Mateo 17:24—27.

Deja una respuesta

Publicaciones que pueden ser de interés para ti

Gracias

Sabemos la importancia de tu mensaje. En no más de 24 horas me pondré en contacto contigo. Te recuerdo que dice la Palabra de Dios:

Artículo Completo

Diez leyes para novios

1. Abrir bien los ojos antes de casarse. Después de casado deberán cerrarlo y darle para delante 2. La novia debe saber perfectamente que clase

Artículo Completo

Éxodo 23: Leyes humanitarias

Éxo 23:1 No admitirás falso rumor.(A) No te concertarás con el impío para ser testigo falso. Transmitir informes falsos estaba estrictamente prohibido por Dios. La

Artículo Completo