Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

No despiertes a mi padre

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on email

En una reunión del ejército de salvación habí­a un hombre que estaba dando su testimonio sobre lo que Jesús habí­a hecho por él. En la muchedumbre se encontraba un burlador, este provocador le dijo al hombre que estaba dando su testimonio:

— Cállate, tú sólo estás soñando, sólo sueñas.

El sintió un estirón en su abrigo y era una pequeña niña que le dijo:

— Señor, el que está hablando es mi papá. Él solí­a ser un borracho que se gastaba su salario principalmente en licor, nuestra casa era un lugar terrible donde vivir; cuando mi papá regresaba a casa le pegaba a mi mamá, no tení­amos suficiente comida, ni siquiera tenía zapatos para ir a la escuela, nuestro hogar era terrible, mi mamá lloraba todo el dí­a. Pero un dí­a mi papá se salvó y su vida ha cambiado completamente, ya no se gasta el dinero el licor. ¿Ve usted estos zapatos y este vestido nuevo? Mi papá me los compró. ¿Ve esa mujer? Ella es mi mamá, mí­rela, cuan feliz está. Señor, si mi papá está soñando, por favor no lo despierte»

Deja una respuesta

Ayúdanos a continuar Sembrando La Palabra de Dios

Publicaciones que pueden ser de interés para ti

Amarías así

Muchas veces somos malagradecidos con las bendiciones que Dios nos ha dado. Nacimos sanos, sin ningún tipo de impedimentos. Otros han sido menos afortunados, pues han nacido

Artículo Completo