Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Nahum 1: La ira vengadora de Dios

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on email

Nahúm nos muestra en este pasaje un aspecto de Dios que ha sido ignorado, consciente o inconscientemente, por los cristianos al mostrar parcialmente la persona de Dios como un ser tan amoroso que no tiene carácter para reprender, y que si lo hace es a nivel personal. Aquí hay un mensaje para los pueblos que confían en Dios y esperan en él, pues su venganza sobre los que retienen el poder injustamente será una realidad tan cierta como el amor que él nos ha mostrado.

Se debe notar que hasta aquí no se menciona a Nínive, no se ha revelado su nombre. La descripción de Dios en estos versículos es independiente de los actos que puede tener Nínive. él es vengador, con Nínive o sin Nínive.

Joya bíblica

¡Bueno es Jehová! Es una fortaleza en el día de la angustia, y conoce a los que en él se refugian.

El profeta advierte que la venganza de Dios es definitiva, él no está jugando cuando de hacer justicia se trata. Los enemigos pueden tramar muchas cosas pero la intervención de Dios es definitiva. El anuncio de la intervención de Dios no se ha indicado todavía que es en contra de Nínive. Seguramente los creyentes deben haber estado haciéndose muchas preguntas acerca de su propio comportamiento.

Hay una identificación entre hacer el mal contra Jehová y haber oprimido al pueblo de Judá. Quien trama el mal contra el pueblo de Dios está contra el mismo Dios, por esa razón, como él es fiel, se siente agraviado y responde con juicio ante sus enemigos. Este acto de Dios significará para el pueblo de Judá la ruptura del yugo opresor.

Cada vez el profeta va delineando y especificando los objetos de la venganza divina. Asiria es el imperio al cual hace referencia el profeta (todavía sin mencionarlo), sin embargo parece que se hace alusión al rey de Asiria (Senaquerib), quien es el objeto directo de esta venganza pues él encabeza a quienes se han convertido en los enemigos de Jehová, De ti salió un consejero de Belial. Esta última frase también puede traducirse “un consejero perverso”. La palabra que aparece en la RVA es Belial (beliyael) que es un término bastante fuerte puede significar “perverso”, “inútil” o “perdido”. En pasajes significa “hijos de Belial”. El apóstol Pablo lo usa una vez, en donde llega a significar un personaje opuesto a Cristo. En la literatura apocalíptica se usó el término para describir al Anticristo o a Satanás.

Alcanzar el carácter de imperio es intolerable para Jehová, es casi una consecuencia lógica que aquellos que alcanzan tanto poder anhelan todavía más, a eso el profeta llama …tramó el mal contra Jehová, porque el emperador asirio consideró con sus hechos altivos y sus políticas soberbias que no había contrincante alguno que pudiera estorbar el extendimiento de su poder opresor. Por esta razón Aunque vivan reposadamente y sean muchos, con todo serán cortados y pasarán porque Jehová no admitirá para siempre que su pueblo padezca la opresión.

En la frase …no te afligiré más hay un cambio de persona, de “ellos” se cambia a “tú”, que parece referirse a Judá; si es así, Jehová ha permitido la aflicción de su pueblo en la que de alguna manera han sido responsables, pero esto no es lo que desea enfatizar el profeta, más bien es que dicho padecimiento Jehová no lo permitirá más. Ha llegado el momento definitivo para la venganza de Jehová ¡…no tomará venganza dos veces de su enemigo! y Nunca más sea mencionado tu nombre son frases que expresan el carácter definitivo del castigo de Jehová sobre los gobernantes asirios y como consecuencia sobre todos sus habitantes, quienes de una u otra manera han sido cómplices de lo vil que ha significado este imperio.

Hay un fuerte contraste entre lo poderoso y estabilizado que estaba el imperio asirio y el fin que le esperaba, con lo que el profeta subraya la soberanía de Dios sobre todos los reinos de la tierra como un signo de esperanza para los pueblos que padecen opresión bajo algún imperio. Un refrán popular dice: “No hay mal que dure 100 años ni cuerpo que lo resista”. Al leer al profeta podría decirse “No hay imperio que dure cien años sin que Dios lo reduzca a la nada”.

La fe de Nahúm en la acción justa de Jehová es la fe de los que hoy son conscientes de la opresión y sus causas, quienes confían a Jehová el anhelo por hacer justicia pues recibirán en el tiempo de Dios la respuesta a su fe. El fin de Nínive es ahora relatado en forma clara. No quedará nada. Tampoco quedará nada de la familia de Senaquerib. Pero va más allá, pues también será destruido todo el culto a los dioses asirios. Es interesante saber que Senaquerib fue asesinado por uno de sus hijos mientras rendía culto a uno de sus dioses, así se cumplió literalmente este pasaje. Se hace necesario preguntar acerca de los imperios contemporáneos que tienen como dios al consumismo y al materialismo. Ellos serán consumidos en sus mismos templos.

Deja una respuesta

Ayúdanos a continuar Sembrando La Palabra de Dios

Publicaciones que pueden ser de interés para ti

Bienes invisibles

Tomás es un chico de siete años que vive con su mamá, una pobre costurera, en su solo cuarto, en una pequeña ciudad del norte de Escocia.

Artículo Completo

Apocalipsis 20: Los mil años

Los ejércitos hostiles bajo la dirección del Diablo se dirigen contra el campamento del pueblo de Dios y contra la ciudad amada, es decir, Jerusalén; los ejércitos

Artículo Completo