Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Nahum 1: La ira vengadora de Dios

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on email

Ninguna persona sobre la tierra puede desafiar a Dios, el Todopoderoso, el Creador del universo y quedar impune. Dios, quien controla el sol, las galaxias y las vastas extensiones lejanas, también controla el esplendor y la caída de las naciones. ¿Cómo podía un reino temporal como Asiria, por poderoso que fuera, retar su poder grandioso? ¡Si Asiria hubiera podido ver el futuro y el montón de escombros en el que se convertiría y que Dios seguiría siendo el mismo! No desafíe a Dios; su poder es mayor que el de todos los ejércitos y todas las naciones juntas.

Nah 1:7 Jehová es bueno, fortaleza en el día de la angustia; y conoce a los que en él confían.

Los asirios consideraban a Nínive como una fortaleza invulnerable. Además de sus poderosos muros, un sistema de canales, parapetos, fosos y guardias armados proveían una fuerte defensa. A pesar de la fortaleza de Nínive, el Señor es la verdadera fortaleza de aquellos que en él confían.

Para los que se niegan a creer, el juicio de Dios es como fuego consumidor, que no se acaba. Para los que lo aman, su misericordia significa seguridad y paz, supliendo todas nuestras necesidades sin que sus recursos se agoten. La relación que tenemos depende de nosotros. ¿Qué clase de relación escogerá usted?

Nah 1:8 Mas con inundación impetuosa consumirá a sus adversarios, y tinieblas perseguirán a sus enemigos.

La inundación probablemente se refiera a un desastre natural combinado con una invasión enemiga. La caída de Nínive ocurrió en el 612 a.C., a manos de una coalición encabezada por medos y babilonios.

Nah 1:9 ¿Qué pensáis contra Jehová? El hará consumación; no tomará venganza dos veces de sus enemigos.

El Señor no permitirá que Asiria derrote dos veces a su pueblo, contra el cual (Israel) había actuado como instrumento divino en el 722 a.C.

Nah 1:10 Aunque sean como espinos entretejidos, y estén empapados en su embriaguez, serán consumidos como hojarasca completamente seca.

Nah 1:11 De ti salió el que imaginó mal contra Jehová, un consejero perverso.

El que imaginó mal : Probablemente una alusión a la conocida crueldad de los gobernantes asirios. Puede que se refiera a Senaquerib, cuyo plan de atacar a Jerusalén en el 701 a.C. se frustró, o a Asurbanipal, el último gran monarca asirio (669-627 a.C.), quien conquistó a Egipto y forzó al rey Manasés de Judá a sometérsele como un gobernante títere.

El rey que «imaginó mal contra Jehová» quizás fue:

(1) Asurbanipal (669-627 a.C.), rey de Asiria durante la mayor parte de la vida de Nahum y quien llevó a Asiria a la cumbre de su poder;

(2) Senaquerib (705-681), quien abiertamente desafió a Dios, llevando a cabo una rebelión en contra de Dios;

(3) ningún rey en particular, sino la malvada monarquía en su totalidad. El hecho es que Nínive sería destruida por haberse rebelado en contra de Dios.

Nah 1:12 Así ha dicho Jehová: Aunque reposo tengan, y sean tantos, aun así serán talados, y él pasará. Bastante te he afligido; no te afligiré ya más.

Los asirios no podían confiar en el número de guerreros, aliados, o en pasadas victorias, para mantener el control de su reino. No tomaron en cuenta al Dios de Israel, quien antes los había utilizado como instrumento para afligir a su propio pueblo. Ahora el Señor quebraría su yugo y pondría fin a su dominación sobre Judá.

Nah 1:13 Porque ahora quebraré su yugo de sobre ti, y romperé tus coyundas.

Nah 1:14 Mas acerca de ti mandará Jehová, que no quede ni memoria de tu nombre; de la casa de tu dios destruiré escultura y estatua de fundición; allí pondré tu sepulcro, porque fuiste vil.

Al igual que Dios utilizó a los asirios en el pasado, usa a los medos, a los babilonios y a los escitas para cavar el sepulcro de Nínive.

Anuncio de la caída de Nínive

Deja una respuesta

Ayúdanos a continuar Sembrando La Palabra de Dios

Publicaciones que pueden ser de interés para ti

La tormenta

Cuentan que un día un campesino le pidió a Dios le permitiera mandar sobre la Naturaleza para que – según él – le rindieran mejor sus cosechas.

Artículo Completo

Tocando vidas

El viejecito ocupaba el menor espacio que podía, no quería ser notado ni quería ser una molestia, su necesidad lo orillaba a esa situación. Había quienes se

Artículo Completo