Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Nadie es más importante que mi Papá

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on email

Jorge Cota- Había una vez un futuro padre que recorría ansiosamente los pasillos del hospital mientras su esposa daba a luz. Estaba hecho nudos por la preocupación y la ansiedad; el sudor de su frente mostraba su agonía. Cuando finalmente a las 4 de la mañana una enfermera abrió la puerta de la sala de espera y dijo: “Felicidades, tiene usted una niña”. El hombre elevó un suspiro de alivio y respondió: “Gracias a Dios que es niña, jamás tendrá que vivir la agonía que yo experimenté esta noche”.

Cada mes miles de hombres se convierten en padres por primera vez y con poca o ninguna capacitación se lanzan en llevar acabo el papel más importante de la sociedad: Ser papá.

Lamentablemente, la paternidad está perdiendo su importancia en nuestra cultura. Esto se debe en parte a la televisión ya que proyecta a papá como una persona torpe, anticuada e inútil. Desde los programas de comedia como la Familia Peluche que pinta a Ludovico Peluche como un inepto Y Homero Simpson que no sabe lo que hace.

Existe una continua irreverencia sobre la paternidad en la televisión y por consiguiente la paternidad continúa devaluándose en nuestra sociedad. No obstante, la paternidad debe valorarse, honrarse y respetarse.

Desafortunadamente, la irresponsabilidad del hombre contribuye a que la paternidad no se tome con seriedad. Los hombres han fallado miserablemente como padres. Hoy por hoy muchos padres prefieren poner sus intereses y su mundo profesional por encima de los intereses de sus hijos y su familia. Muchos hombres prefieren ver un partido de fútbol que patear una pelota de fútbol con su hijo. Sacrifican a su familia y a sus hijos por su éxito profesional. Algunos padres llegan a estar ausentes emocionalmente, son abusivos físicamente y verbalmente con sus hijos y otros simplemente deciden abandonar a su familia.

De manera que es imprescindible comprender que Dios ha puesto en los hombros de papá, la responsabilidad de criar, proteger, proveer e instruir . No es la responsabilidad del gobierno, la escuela, la iglesia, los abuelos, o la mamá.

Cada padre debe comprender que él es responsable por atender las necesidades básicas de sus hijos. Asegurarse que siempre tengan que comer, vestir y un lugar donde dormir.

Asimismo, cada padre debe comprender que él es único que le puede proveer dirección a sus hijos, ayudarles a madurar emocionalmente y encontrar un lugar significativo en la vida.

Una de las cuestiones más importantes es que papá es el único que puede enseñarle a su hijo a ser un hombre. Un hombre puede enseñarle a un ninño a ser macho. Hoy en día estamos perdiendo a toda una generación de jóvenes porque sus padres fallaron en su rol más importante. Nunca tuvieron un padre que los desarrollara en hombres adultos.

Es irónico que muchos padres afirman estar dispuestos a morir por sus hijos pero son pocos los que están dispuestos a vivir por ellos.

El cantautor Franco de Vita lo expresó de la siguiente manera:

No basta traerlos al mundo porque es obligatorio
Porque son la base del matrimonio o porque te equivocaste en la cuenta
No basta con llevarlos a la escuela a que aprendan
Porque la vida cada vez es más dura; ser lo que tu padre no pudo ser
No basta que de afecto tú le has dado bien poco
Todo por culpa del maldito trabajo y del tiempo
No basta porque cuando quiso hablar de un problema
Tú le dijiste niño será mañana es muy tarde; estoy cansado
No basta comprarle todo lo que quiso comprarse
El auto nuevo antes de graduarse; que viviera lo que tú no has vivido
No basta con creerse un padre excelente
Porque eso te dice la gente; a tus hijos nunca les falta nada
No basta porque cuando quiso hablarte de sexo
Se te subieron los colores al rostro y te fuiste
No basta porque de haber tenido un problema
Lo habría resuelto comprando en la esquina lo que había; porquería
No basta con comprarle curiosos objetos
No basta cuando lo que necesita es afecto
Aprender a dar valor a las cosas porque tú no le serás eterno
No basta castigarlo por haber llegado tarde
Si no has caído ya tu chico es un hombre
Ahora más alto y más fuerte que tú.

Deja una respuesta

Ayúdanos a continuar Sembrando La Palabra de Dios

Publicaciones que pueden ser de interés para ti

Entre nos

Cerca del estanque de Siloé, en Jerusalén, se halla un templo de la Iglesia Ortodoxa Griega que fue edificado por los Cruzados en la época medieval. Este

Artículo Completo