1 de Samuel 25: Muerte de Samuel

Pastor Lionel

Ayúdanos a continuar esta Obra

David reconoce el buen juicio (discernimiento o discriminación) de esta mujer sabia. Confesó que Dios le envió y por medio de ella le impidió derramar sangre inocente vengándose de Nabal. Acepta el presente de Abigaíl. Dice: he escuchado tu voz y te he tratado con respeto, una manera para decir “he recibido tu súplica” (con favor). Tenemos la misma expresión en Genesis donde se traduce así. En la LXX lit. sería “Escogí con gusto tu rostro.” Hay ciertos modismos en cualquier idioma que no se pueden traducir de manera lit., pero ayuda saber los pormenores del caso para comprender cabalmente la idea comunicada. Quizás se puede ver en esta súplica y su aceptación un cuadro del creyente que se acerca al Hijo de David suplicando clemencia en una situación que merece venganza. La ferviente oración del justo, obrando eficazmente puede mucho”. Llega el momento oportuno y es aceptado con agrado. Dios escucha nuestra voz y levanta nuestro rostro aunque no tenemos nada que ofrecerle salvo nuestras propias vidas.

Matrimonios de David

Al siguiente día Abigaíl le contó a Nabal todo lo acontecido y él lit. murió en su corazón, y se quedó como piedra. Quizás aquí se entiende que quedó paralizado habiendo sufrido un derrame cerebral. Lo cierto es que Jehová le hirió y después de diez días murió. Es interesante que el versículo 39 atribuye a la mano de Nabal (dice de parte de Nabal) la afrenta dada a David. Jehová hizo caer sobre su cabeza la maldad que había pensado. La mano es el miembro que lleva a cabo la mala acción, pero la cabeza es la fuente de su origen, y por lo tanto recibe la sentencia de muerte. Si hubiera tenido un derrame cerebral Dios le habría tocado su cabeza, origen de la mala obra que había hecho su mano. Satanás extendió su mano contra Job, pero Dios hirió al diablo en su cabeza. Dios nos permite aplastar a Satanás debajo de nuestros pies.

David tomó a Abigaíl como esposa. Se explica que Mical había sido dada a Palti, oriundo de Galim, un pueblo entre Gabaa y Jerusalén. Así siendo David privado de su esposa, se casó con la viuda que había sido tan sabia y le había librado de la violencia. Esta unión produjo un hijo llamado Quileab que quiere decir perfección o “exactamente como su padre”. No se sabe por qué se llama Daniel. Pero Daniel es “Dios es mi juez” y ese nombre también expresa bien su justificación dada por Dios al juzgarle a Nabal por sus malas acciones.

David tomó durante este tiempo a otra esposa que se llama Ajinoam, no de ser confundida con la esposa de Saúl que se llama igual. Esta es de Jezreel, seguramente no la ciudad en Galilea sino un pueblo aproximadamente a diez km. al sudoeste de Hebrón. El hijo de esta unión, Amnón, fue asesinado más adelante por Absalón. La ley de Moisés permitía más de una esposa, aunque Jesús aclara que desde el principio no fue así. Lamec fue el primero que deliberadamente se desvió de este ideal, seis generaciones distantes de Adán. La ley también advierte al rey no multiplicar esposas. Y aun en el AT siempre se vinculaba la felicidad doméstica con el matrimonio monógamo. David tenía por lo menos siete esposas, pero para un rey de aquellos tiempos serían relativamente pocas en comparación con las costumbres que existían.

Deja una respuesta

Publicaciones que pueden ser de interés para ti

Sandía

Un Padre iba con su hijo en la carretera. De pronto el papá se paró frente a un sembradío de sandías en una carretra poco

Artículo Completo

Fábula del orgullo

Una rana se preguntaba cómo podía alejarse del clima frío del invierno. Unos gansos le sugirieron que emigrara con ellos. Pero el problema era que

Artículo Completo