Comprometidos a Sembrar La Palabra de Dios

Miqueas 1: Lamento sobre Samaria y Jerusalén

Jacob se usa 9 veces en Miqueas para referirse a Israel. El patriarca Jacob fue llamado Israel por Dios, pero solo después de su gran experiencia con el ángel de Jehová. Jacob es el suplantador o engañador según su nombre y carácter. Por eso se usa el nombre Jacob en vez de Israel. Se nota aquí que su pecado es la transgresión (o la rebelión). Según el significado de ésta en heb. quiere decir aquí “volver atrás” o “apartarse de Dios”. Específicamente su transgresión o rebelión es idolatría, que es prostitución espiritual. Todos los obsequios o dones dedicados a la idolatría serían destruidos o llevados por los enemigos que se apropiarían de ellos.

La profecía de Miqueas referente a Samaria se cumplió lit. La ciudad fue destruida por los asirios en el 722 a. de J.C. y actualmente se encuentra en ruinas. “La paga del pecado es muerte” y Jacob recibió la paga de su pecado.

La profecía verdadera

Estas palabras tienen un propósito histórico. Exponen el nombre, tiempo y lugar de la profecía. Además nos dicen algunas características en cuanto a toda profecía verdadera.

I. Viene de Dios. El mensaje de Miqueas es “palabra de Jehová”.Miqueas estaba seguro de que Dios le había hablado y así es en el caso de todo profeta verdadero.

II. Viene por medio de los hombres. …que vino a Miqueas de Moréset. La profecía verdaderaestá formada en el crisol de siervos obedientes a Dios.

III. Viene en tiempos y situaciones específicos. …en días de Jotam, Acaz y Ezequías, reyes de Judá; sobre lo que vio acerca de Samaria y Jerusalén. El mensaje profético es pertinente a situaciones concretas. Que fácil es dirigirnos a los problemas de otros tiempos y lugares. Debemos enfocar la Palabra de Dios a nuestra generación.

IV. Viene a todos los hombres. ¡Oíd, pueblos todos! La profecía verdadera, bien entendida, contiene lecciones que todos los hombres deben oír.

La profecía viene de Dios por medio de hombres. Tenía un propósito concreto en el día en el cual fue inicialmente proclamada. Sin embargo los profetas tienen mensajes que son de mayor actualidad que el periódico de hoy.

Juicio a Judá

Esta es la sección más larga y sostenida en el AT en donde se emplean juegos de palabras en poesía hebrea.

Antes de entrar en el juicio de Judá, nos enseña algo importante: Miqueas no solo entrega el mensaje de Dios, él vive ese mensaje. Las palabras describen la conducta del profeta como cautivo o prisionero, desprovisto de todo. Esto era típico de los hombres que sentían profundamente el mensaje que entregaban. Note que mi pueblo, del v. 9, se repite nueve veces en el libro. Miqueas se identifica completamente con su gente, lo cual es marca y evidencia de un buen ministro.

A continuación se mencionan 12 lugares afectados por la inminente invasión de los asirios realizada en el año 701. El juego de palabras asocia la severidad de la invasión con el significado del nombre de cada pueblo. Por ejemplo, Betleofra quiere decir “casa de polvo”, y sus habitantes se revolcarían en la tierra. Safir quiere decir “amena” pero sus habitantes serían desnudados y avergonzados. Laquis sería el lugar más conocido y grande. Fue una ciudad fortificada y el nombre tiene que ver con “ser difícil de capturar”. El mensaje declara que con rapidez huirían de Laquis en carros. Cuando el rey Senaquerib invadió Judá, los asirios destruyeron 46 pueblos antes de llegar a Jerusalén. Saanán significa “uno que sale”; Betesel es “casa al lado”; Marot es “amargura”; Moréset quiere decir “posesión”; Aczib es “engañador” (que miente); Maresa es “el que encabeza” (o posee). El pecado estaba por arruinar el destino y el carácter de cada uno.

Se ha citado en varios libros la interesante traducción de J. B. Phillips: “En Afra, la casa del polvo ¡arrastraos en el polvo! Y tú que moras en Safir, el pueblo de la belleza, ¡clama, porque tu vergüenza está desnuda! Tú que vives en Saanán, el pueblo de las marchas ¡ahora se acabaron para ti las marchas! Y Betesel, de pie en la colina, no puede dar apoyo en su aflicción. Los hombres de Marot, ese pueblo de la amargura, aguardan templando el bien, ¡Pero del Señor ha descendido el desastre hasta las mismas puertas de Jerusalén! Ahora, vosotros que vivís en Laquis, el pueblo famoso por sus caballos, ¡tomad vuestros corceles más veloces, y uncidlos a vuestros carros! Porque con vosotros comenzó el pecado de la hija de Sion; y en vosotros se halló la fuente de la rebelión de Israel. ¡Dad pues vuestro don de despedida a Moresetgat! Las casas de Aczib, ese torrente seco, han resultado un engaño para los reyes de Israel. Y otra vez traigo sobre vosotros un conquistador, hombres de Maresa. Mientras la gloria de Israel está escondida en la cueva de Adulam”.

Ayúdanos a continuar sembrando La Palbara de Dios

WebDedicado ha sido autorizado a recaudar los fondos para continuar con La Gran Comisión


Deja el primer comentario

Otros artículos de Nuestro Blog

Que pueden ser de interés para ti de acuerdo a tus lecturas previas.