Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Marcos 7: Limpio e inmundo

Pastor Lionel

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on email

Ayúdanos a continuar esta Obra

Recordémosla al repasar en nuestra memoria los días pasados de nuestra existencia desde el momento de nuestra conversión. «Nuestro Señor ha hecho todas las cosas bien.» Al sacarnos primero de las tinieblas á la luz, al humillarnos y mostrarnos nuestra debilidad, nuestras culpas y nuestra locura, al despojarnos de nuestros ídolos, y escoger por nosotros nuestra condición, al colocarnos en el puesto en que estamos, y al darnos lo que poseemos, ¡Que bien lo ha hecho todo! ¡Que gran misericordia que no hayamos realizado nuestros deseos! Recordémosla cuando fijemos nuestra vista en los días del porvenir. No sabemos si serán brillantes ú oscuros, muchos ó escasos; pero sabemos que están en mano de Aquel «que hace todas las cosas bien.» No se equivocará cuando se trate de nosotros. Quitará y dará, afligirá y consolará, moverá y fijará, con perfecta sabiduría, en el tiempo preciso y de la manera apropiada. El gran Pastor de las ovejas no se equivoca; guía á todos los corderos de su rebaño por el camino recto á la ciudad en que habita.

No comprenderemos toda la belleza de estas palabras hasta el día de la resurrección final. Al recordar entonces nuestras vidas veremos la explicación de todos sus eventos desde el principio hasta el fin. Recordaremos todos los caminos por que fuimos conducidos, y confesaremos que todo fue «bien hecho.» La explicación, las causas, y las razones de todo lo que ahora nos deja perplejos, aparecerán claras y sencillas como el sol al mediodía. Nos admiraremos de nuestra ceguedad pasada, y nos asombraremos de haber podido dudar del amor de nuestro Señor. «Porque ahora vemos al través de un espejo oscuramente, más entonces cara á cara. Ahora conozco en parte; mas entonces conoceré como soy conocido.» 1Co_13:12.

Deja una respuesta

Publicaciones que pueden ser de interés para ti

El Jugador de Fútbol

Un muchacho vivía solo con su padre, ambos tenían una relación extraordinaria y muy especial. El joven pertenecía al equipo de fútbol americano de su

Artículo Completo

Salmo 112

El hombre de bien : o, puede ser “El bien (viene) al hombre que tiene compasión y presta.” El que teme a Dios no piensa

Artículo Completo

El Jefe perfecto

Había como 70 científicos trabajando en un intenso proyecto. Todos estaban realmente frustrados debido a la presión del trabajo y las demandas de su jefe,

Artículo Completo