Marcos 14: Empieza el último acto

14.13 Los dos enviados fueron Pedro y Juan (Luk_22:8).

14.14, 15 Muchas casas tenían habitaciones espaciosas en el piso superior, a veces con escaleras interiores y exteriores. La preparación para la Pascua sin duda comprendió el arreglo de la mesa, comprar y preparar el cordero pascual, los panes sin levadura, las especias aromáticas y otra comida y bebida ceremonial.

14.19 Judas, el que traicionaría a Jesús, estaba sentado a la mesa con los otros. Ya había decidido traicionar a Jesús, pero con increíble e hipócrita sangre fría participó de la camaradería de esta cena. Es fácil sentirse ofendido y furioso por lo que Judas hizo, pero cuando nos comprometemos con Jesús y después lo negamos con nuestras vidas, también lo traicionamos. Negamos la verdad de Cristo cuando llevamos una vida distinta a la que El nos enseñó a vivir. Negamos el amor de Cristo cuando no lo obedecemos. Y también negamos su Deidad al rechazar su autoridad. ¿Concuerdan nuestras palabras con nuestros hechos? Si no, procuremos un cambio de actitud que nos libre de cometer errores lamentables.

14.20 La práctica de comer de un mismo plato era frecuente. La carne, el pan y las especias, que por lo general provenían de frutas, se tomaban de un mismo plato.

14.22-25 Marcos narra el origen de la Cena del Señor, también llamada Comunión o Eucaristía (Acción de gracias), la cual todavía se celebra en cultos de adoración. Jesús y sus discípulos comieron la cena, cantaron salmos, leyeron las Escrituras y oraron. Luego, Jesús tomó dos partes de la cena de Pascua tradicional, partir el pan y beber el vino, y les dio un nuevo significado: estos simbolizarían su cuerpo y su sangre. Se valió del pan y del vino para explicar la importancia de lo que haría en la cruz. Si desea más información acerca de la importancia de la Ultima Cena, véase 1Co_11:23-29.

14.24 La muerte de Jesús por nosotros en la cruz selló un nuevo pacto entre Dios y la humanidad. El antiguo pacto comprendía perdón de pecados a través de la sangre de un animal sacrificado (Exo_24:6-8). Pero, en lugar del cordero sin defecto que se ponía en el altar, Jesús el Cordero de Dios se ofreció en sacrificio para perdonar los pecados de una vez y para siempre. Jesús fue el sacrificio final por los pecados y su sangre selló el nuevo pacto entre Dios y nosotros. Ahora, todos podemos acercarnos a Dios mediante Jesús, con la más absoluta confianza de que El nos oirá y nos salvará de nuestros pecados.

14.26 Es muy probable que el himno que cantaron lo hayan tomado de los Salmos 115-118, los cuales tradicionalmente se cantaban para concluir la cena pascual.

14.27 Es fácil creer que Satanás ganó ventaja temporal en el drama de la muerte de Jesús. Pero más tarde vemos que Dios lo tenía todo bajo control, incluso en la muerte de su Hijo. Satanás no ganó victoria alguna, sino que todo ocurrió exactamente como Dios lo planeó.

14.27-31 Esta es la segunda vez en la misma noche que Jesús predice la negación y deserción de sus discípulos, lo cual tal vez explica por qué reaccionaron con tanta vehemencia (14.31). Si desea más información acerca de la primera predicción de la negación, véanse Luk_22:31-34 y Joh_13:36-38.

14.35, 36 ¿Trataba Jesús de evadir su tarea? Jesús expresó su verdadero sentir, pero no se rebeló en contra de la voluntad de Dios. Reafirmó su deseo de hacer todo lo que Dios quería. Su oración destaca el terrible sufrimiento que tenía que enfrentar. Sería una agonía peor que la muerte, porque tenía que cargar los pecados de todo el mundo. Esta «copa» era la separación que Jesús sabía que se produciría entre El y Dios su Padre en la cruz (Heb_5:7-9). El Hijo de Dios que no tenía pecado llevó nuestros pecados y en ese momento quedó separado de Dios para que fuéramos salvos.

14.36 Mientras oraba, Jesús estaba consciente del costo que incluía hacer la voluntad del Padre. Anticipaba el sufrimiento que experimentaría y no quería sufrir tan horrible experiencia. Pero Cristo oró: «Mas no lo que yo quiero, sino lo que tú». ¿Cuál es el costo que tiene para usted el compromiso que ha hecho con Dios? Todo lo valioso cuesta. Esté dispuesto a pagar el precio para que al final tenga algo de valor.

14.38 En tiempos de grandes tensiones somos vulnerables a la tentación, aun si tenemos un espíritu dispuesto. Jesús nos dio un ejemplo de cómo resistir: (1) oremos a Dios (14.35); (2) busquemos la ayuda de amigos y seres queridos (14.33, 37, 40, 41); (3) concentrémonos en el propósito que Dios nos ha dado (14.36).

14.43-45 A Judas se le dio una compañía de guardas del templo así como soldados romanos (Joh_18:3) para apresar a Jesús y llevarlo ante la corte religiosa. Los líderes religiosos hicieron todo para asegurarse el arresto de Jesús y Judas actuó como el acusador oficial.

JUDAS ISCARIOTE

Es fácil pasar por alto el hecho de que Jesús eligió a Judas para ser discípulo. También es posible que nos olvidemos que si bien Judas traicionó a Jesús, todos los discípulos lo abandonaron. Como los demás discípulos, Judas sufría de una persistente incapacidad de comprender la misión de Jesús. Esperaban que Jesús pusiera en acción los derechos políticos. Cuando El hablaba de morir, sentían diversos grados de ira, temor y desilusión. No entendían por qué Jesús los escogió si su misión estaba condenada al fracaso.

Ayúdanos a continuar Sembrando La Palabra de Dios

WebDedicado ha sido autorizado a recaudar las donaciones para continuar con La gran Comisión.


Deja el primer comentario