Comprometidos a Sembrar La Palabra de Dios

Malaquías 3: Dios reprende a los que le roban

Malaquías 3:7 Desde los días de vuestros padres os habéis apartado de mis leyes, y no las guardasteis. Volveos a mí, y yo me volveré a vosotros, ha dicho Jehová de los ejércitos. Mas dijisteis: ¿En qué hemos de volvernos?

¡La paciencia de Dios parece inagotable! A lo largo de la historia, su pueblo ha desobedecido, e incluso se ha burlado de sus leyes; pero siempre El ha estado dispuesto a aceptarlos, si se arrepienten. Sin embargo, aquí todavía se atreven a decir que ¡nunca lo han desobedecido! (¿En que hemos de volvernos?) Muchos le han dado la espalda al perdón y a la restauración porque no han querido reconocer que han pecado. No siga el ejemplo de ellos. Dios está listo para perdonar a todo el que vuelve a El.

Malaquías 3:8 ¿Robará el hombre a Dios? Pues vosotros me habéis robado. Y dijisteis: ¿En qué te hemos robado? En vuestros diezmos y ofrendas.

Estos versículos enseñan los siguientes principios: Israel se mostraba negligente hacia sus relaciones con el Dios del pacto al defraudarlo en los diezmos y ofrendas; ello dio lugar al juicio retributivo; Dios emplaza a Israel a una rectificación probando su fidelidad en esta cuestión. Si presenta todos los diezmos, él abrirá las ventanas de los cielos (enviará las tan necesarias lluvias) y reprenderá al devorador (destruirá las langostas que devoran las cosechas). Aunque no hay consenso en la iglesia contemporánea sobre la aplicación neotestamentaria del principio del diezmo, sí se acepta unánimemente que el NT nos enseña a ofrendar con generosidad al Señor. También se está de acuerdo con que Dios responde proveyendo graciosamente, en especial en lo que toca a la satisfacción de las más esenciales necesidades.

El plan de prosperidad incluye el diezmo, prosperidad de dios. Mucha gente está incapacitada por su propia pobreza y ésta es a menudo causada por su desobediencia a la Palabra. De muchas maneras se manifiesta esta desobediencia; una de ellas es ¡robarle a Dios! Este pasaje claramente nos dice que aquellos que retienen sus diezmos y ofrendas le están robando a Dios. En consecuencia, también se privan a sí mismos de las bendiciones que Dios desea otorgarles. Cuando uno cesa de diezmar está violando la Ley, y si uno viola la Ley, entonces ésta no puede obrar a nuestro favor.

Nada hará que un creyente sabio deje de ofrendar y diezmar, pero ella o él jamás diezmarán u ofrendarán con el objetivo de obtener algo. Más bien, la acción de dar procede de la obediencia y ¡Dios siempre recompensa la obediencia!

El pueblo en los días de Malaquías desobedeció el mandamiento de Dios de dar el diezmo de sus ingresos al templo. Quizá pudieron haber tenido miedo de perder todo por lo que habían trabajado tanto, pero juzgaron Malaquías a Dios en esto. «¡Dad y se os dará!», dice El. Cuando damos, debemos recordar que las bendiciones que Dios promete no siempre son materiales y quizá no las experimentemos aquí en la tierra, pero con seguridad las recibiremos en nuestra vida futura con El.

Malaquías 3:9 Malditos sois con maldición, porque vosotros, la nación toda, me habéis robado.

Malaquías 3:10 Traed todos los diezmos al alfolí(C) y haya alimento en mi casa; y probadme ahora en esto, dice Jehová de los ejércitos, si no os abriré las ventanas de los cielos, y derramaré sobre vosotros bendición hasta que sobreabunde.

sobreabunde, day: Suficiencia, plenitud, una cantidad lo suficientemente grande, algo inconmensurable. Day aparece cerca de 40 veces en el Antiguo Testamento; por primera vez en Éxodo 36:5, donde se refiere a una ofrenda voluntaria de oro y otros objetos. El pueblo ofrendó de una manera tan dadivosa, que las Escrituras describen su ofrenda como «más que suficiente». Day se encuentra en el título de la famosa canción de agradecimiento de Pascua intitulada: dayenu, que significa: «sería suficiente para nosotros». Cada verso relaciona algo que Dios hizo por Israel en el éxodo y concluye diciendo que, si hubiera hecho solamente eso y nada más, habría sido «suficiente para nosotros».

Ayúdanos a continuar sembrando La Palbara de Dios

WebDedicado ha sido autorizado a recaudar los fondos para continuar con La Gran Comisión


Deja el primer comentario

Otros artículos de Nuestro Blog

Que pueden ser de interés para ti de acuerdo a tus lecturas previas.