Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Los tres mejores deseos

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on email

Le preguntaron a un estudiante cuáles eran las tres cosas que más deseaba tener en la vida y contestó: «Salud, amor y éxito en mis estudios».

Le preguntaron lo mismo a un prestamista usurero, y él dijo: «Dinero, dinero y más dinero».

También le preguntaron a un hombre muy pobre y su respuesta fue: «pan, pan, pan».

Así sucesivamente la pregunta fue hecha a diferentes personas y las respuestas podían clasificarse en «Riqueza, fama y placeres». Los dioses paganos que reinan hoy y gobiernan la vida de los hombres.

Todavía se sigue haciendo con resignación estoica la misma pregunta, aún cuando la fuerza de la costumbre nos hace esperar la misma respuesta, que nos hace recordar aquella vieja tonada: «Tres cosas hay en la vida, salud, dinero y amor». Todavía abrigamos la esperanza que al preguntar al ser humano cuáles son las tres cosas que más ambiciona en la vida conteste con calma: «Primero, deseo encontrar a Cristo, segundo, seguir a Cristo; y tercero, ser como Cristo».

¿Qué habría contestado usted si le hubiesen hecho la misma pregunta?

Deja una respuesta

Ayúdanos a continuar Sembrando La Palabra de Dios

Publicaciones que pueden ser de interés para ti

El diagnóstico

Una jovén madre a quien le habían diagnosticado una forma de cáncer tratable regresó a casa del hospital, sintiéndose incómoda por su apariencia física y la pérdida

Artículo Completo

La existencia del mal

Un profesor universitario retó a sus alumnos con esta pregunta: «¿Dios creó todo lo que existe?» Un estudiante contestó valiente: «Sí, lo hizo.» «¿Dios creó todo? «Sí

Artículo Completo

1 Timoteo: 1 El real decreto

Pablo, apóstol de Jesucristo por real decreto de Dios, nuestro Salvador, y de Jesucristo, nuestra esperanza, escribe esta carta a Timoteo, su auténtico hijo en la fe.

Artículo Completo