Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Los pesares

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on email

«¿Cuánto creen ustedes que pesa este vaso con agua?» preguntó el profesor.Las respuestas variaron entre 20 y 500 gramos.

Entonces el docente comentó.-«No importa el peso absoluto. Depende de cuanto tiempo voy a sostenerlo. Si lo sostengo por un minuto no pesa nada. Si lo sostengo durante una hora, sufriré dolor en mi brazo. Si lo sostengo durante un día completo, tendrán que llamar una ambulancia. Es exactamente el mismo peso, pero entre más tiempo lo sostengo, más pesado se vuelve» Y concluyó.-«Si cargamos nuestros pesares todo el tiempo,más temprano o más tarde,ya no seremos capaces de continuar».

La carga se volverá cada vez más pesada.Tienes que dejar el vaso en algún lugar y descansar un poco antes de sostenerlo otra vez.

Es reconfortante y te hace capaz de continuar. Antes de volver a tu casa, deja fuera el pesar, en un rincón. Mañana podrás recogerlo otra vez, al salir. La vida es corta… ¡Aprovéchala!

Deja una respuesta

Ayúdanos a continuar Sembrando La Palabra de Dios

Publicaciones que pueden ser de interés para ti

No trataban bien al pastor

Un joven pastor de una Iglesia de un pueblo del centro de la Isla de Puerto Rico, se quejaba amargamente con un predicador visitante, contándole acerca de

Artículo Completo

Levanta el vuelo

¿Sabías que un águila es capaz de intuir cuándo se acerca una tormenta mucho antes de que la tormenta se manifieste? El águila volará hasta un lugar

Artículo Completo

Todo obra para bien

Muchos años atrás, un campesino volvía a su casa a caballo luego de haber estado varios días en una fiesta en París. Mientras hacía su camino revivía

Artículo Completo