Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Los efectos del pecado

Pastor Lionel

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on email

Una inolvidable interpretación silenciosa de la vida de Judas se encuentra en la magnífica catedral de Washington, la capital de los Estados Unidos. La barra de oración que divide la congregación del área del altar está sostenida por doce estatuas de madera. Estas estatuas —seis a cada lado de la nave exaltada— fueron labradas por expertos artífices para describir las vidas de los doce discípulos de Jesús. Cada hermosa entalladura de madera contiene algún detalle que identifica a ese discípulo en particular.

Cuando uno llega al lugar donde Judas es descrito, uno ve solamente un fuste de madera limpio y sin tallar. Esta fue una manera del artista de declarar que Judas es el personaje rígido y sin terminar entre los discípulos.

El pecado puede dejamos como personas separadas de Dios, rígidas y sin concluir.

Deja una respuesta

Ayúdanos a continuar Sembrando La Palabra de Dios

Publicaciones que pueden ser de interés para ti

Fidelidad y perseverancia

En 1924 se celebraron los Juegos Olímpicos en París. Fue durante esta Olimpíada que Eri Liddell, el escocés volador, sorprendió a Inglaterra al negarse a

Artículo Completo

Moraleja de la vida

Había una vez… … un muchacho que enfermó de cáncer. Un cáncer que no tenía cura. Con tan sólo 17 años, y podría morir en

Artículo Completo

Saberlo o no saberlo.

Un caminante llegó a un pueblo donde se anunciaba la actuación del “hombre maravilloso”, un personaje que, según contaba el pregonero, era capaz de realizar

Artículo Completo

Isaías 40

Isaías 40:1  2. Segunda sección: mensaje de consuelo a Israel (40.1–55.13) Jehová consuela a Sión «¡Consolad, consolad[a] a mi pueblo!», dice vuestro Dios. Consolaos ,

Artículo Completo

El poder de la Oración

Durante la guerra en Corea, un hombre fue gravemente herido en un campo de batalla en Heartbreak Ridge. Sus amigos estaban cubiertos en una cueva

Artículo Completo

La Respuesta es sí

Hace poco alguien llamó a nuestra oficina. Yo fui quien cogió el auricular. «¿Es La Casa del Mofongo Italiano?» –un restaurante al cual le diseñamos

Artículo Completo