Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Lo que piensa el hijo del padre

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on email

A los siete años: Papá es un sabio que todo lo sabe.
A los catorce años: Me parece que papá se equivoca en algunas de las cosas que dice.
A los veinte años: Papá está un poco atrasado en sus teorías; no es de esta época.
A los veinticinco años: El «viejo» no sabe nada… está chocheando decididamente.
A los treinta y cinco: Con mi experiencia mi padre a esta edad hubiera sido millonario.
A los cuarenta y cinco: No sé si ir a consultar con el viejo este asunto. Tal vez pudiera aconsejarme.
A los cincuenta y cinco: ¡Qué lástima que se haya muerto el viejo! La verdad es que tenía unas ideas y una visión del futuro notables.
A los sesenta: ¡Pobre papá! ¡Era un sabio! ¡Qué lástima que yo lo haya comprendido demasiado tarde!

Deja una respuesta

Ayúdanos a continuar Sembrando La Palabra de Dios

Publicaciones que pueden ser de interés para ti

Jesús bendice a los niños

En esta sazón le presentaron unos niños para que pusiese sobre ellos las manos y orase. Mas los discípulos, creyendo que le importunaban, reñían, con ásperas palabras,

Artículo Completo

La mariposa y la flor

Cierta vez, un hombre pidió a Dios una flor y una mariposa. Pero Dios le dio un cactus y una oruga. El hombre quedó triste, pues no

Artículo Completo

Los bateristas de hoy

Hay historias que me llegan y las escribo así como me las cuentan. Pero es que hay jóvenes que son buenos y los vecinos no entienden. No voy

Artículo Completo

El hombre y su esposa

Tal vez haya leído en este u otro portal una historia que le haya hecho llorar, o al menos reflexionar en su relación matrimonial. Nada, y puedo

Artículo Completo