Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Levítico 8: Consagración de Aarón y de sus hijos

Pastor Lionel

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on email

El vestido se completa con un turbante y una lámina de oro. Es claro que Pablo tenía este vestido en mente cuando presenta la armadura del hombre de Dios.

Consideran el sacrificio que siguió a la purificación. Aunque fueron completamente consagrados, tenían que ofrecer el sacrificio por sus propios pecados antes de estar preparados para ofrecer por los pecados del pueblo. Aquí es el primer sacrificio en el tabernáculo, ministrado por Moisés.

El primer sacrificio era por los pecados. Estos sacrificios no siguieron completamente las reglas dadas en los caps. 1-7 porque aquí tiene la primera consagración. Por ejemplo, quemó todo el novillo en vez de guardar una parte para comida de los sacerdotes. Algunos dicen que es porque Moisés no era un sacerdote consagrado, pero puede ser porque la provisión de la comida era para sostener los sacerdotes y Moisés no lo necesitó.

Luego, viene el sacrificio del holocausto. Siguió las reglas de con las variaciones necesarias por ser el primer sacrificio.

Tercero, viene el sacrificio de consagración. Es parecido a la ofrenda de gratitud y la ofrenda de paz. Los propósitos eran la expresión de gratitud a Jehová por el privilegio de servirle en este oficio y demostrar su paz y comunión con Jehová.

Moisés puso la sangre sobre el lóbulo de la oreja derecha de los hijos de Aarón y sobre el dedo pulgar de su mano derecha y sobre el dedo pulgar de su pie derecho. Sobre la oreja derecha simbolizando la importancia de ser el mediador fiel entre Jehová y su pueblo, escuchando bien los mandatos de Dios. Sobre el dedo pulgar de su mano derecha y el dedo pulgar de su pie derecho como recordatorio de su responsabilidad de cumplir bien la voluntad de Dios y de andar en los mandamientos de Jehová.

Relatan detalles después de terminar con los sacrificios. Moisés enseñó a Aarón y a sus hijos la manera para comer su parte del sacrificio. Les enseñó la necesidad de quedarse en el tabernáculo por siete días y noches para cumplir el ritual de purificación.

Por siete días estarán en la entrada del tabernáculo.nos enseña que ellos tenían que repetir estos sacrificios cada día durante estos siete días. No pudieron salir para cumplir con asuntos seculares, no pudieron mezclarse con las cosas mundanas. Pablo nos recuerda que el cristiano debe salir de en medio de ellos… no toquéis lo impuro…. La vida de la persona apartada para Dios (santificada a él) debe ser apartada del mundo.

Deja una respuesta

Ayúdanos a continuar Sembrando La Palabra de Dios

Publicaciones que pueden ser de interés para ti

Durmiendo como delfines

A diferencia de los seres humanos, los delfines poseen respiración voluntaria. Eso significa que tienen que ser conscientes al momento de respirar y darle la

Artículo Completo

La otra mujer

Después de 21 años de matrimonio, descubrí una nueva manera de mantener viva la chispa del amor. Desde hace poco había comenzado a salir con

Artículo Completo

El círculo del odio

Un importante señor gritó al director de su empresa, porque estaba enojado en ese momento. El director, llegó a su casa y gritó a su

Artículo Completo

Saberlo o no saberlo.

Un caminante llegó a un pueblo donde se anunciaba la actuación del “hombre maravilloso”, un personaje que, según contaba el pregonero, era capaz de realizar

Artículo Completo