Comprometidos a Sembrar La Palabra de Dios

Levítico 7: Las leyes de los sacrificios por el pecado con culpa

El plan de Dios es que la iglesia mantenga a sus ministros de una manera digna.

Tampoco comeréis sangre… . La prohibición de comer sangre parece más general e incluye la comida de cualquier sangre en cualquier lugar: … en ningún lugar en que habitéis. La razón de la prohibición de comer la sangre está explicada. Por supuesto, ni la palabra de la prohibición ni el espíritu de ella acepta la interpretación dada por los que dicen que ésta prohíbe la transfusión de sangre para los enfermos.

Contienen instrucciones adicionales del sacrificio de paz para el sacerdote. Con sus propias manos traerá… indica que cada persona debe traer su propia ofrenda al tabernáculo. Es decir que es una ofrenda voluntaria. … El sebo junto con el pecho… es la parte de la oveja que pertenece al sacrificio. Era la parte más sabrosa de la oveja.

El procedimiento fue así: La persona que traía la ofrenda mataba su propio animal y lo traía al sacerdote. El mismo ciudadano que traía la ofrenda ponía su mano en la mano del sacerdote y juntos ellos levantaban la ofrenda hacia Jehová. Después, el sebo era quemado sobre el altar y los sacerdotes comían el pecho como su parte del sacrificio. (Era así en el templo en el día de Cristo.) Indica que el muslo derecho era para los sacerdotes que participaban en el sacrificio, pero el resto del animal (el pecho y el otro muslo) era comido por todos los sacerdotes.

Como provisión perpetua… . Los sacerdotes no recibieron una posesión en la tierra de Canaán. Por esto, Jehová hizo su provisión por medio de las ofrendas del pueblo. No es solamente para el día de Moisés, sino a través de sus generaciones. El plan de Dios es que la congregación mantenga a sus ministros en una manera digna del ministerio.

Terminan con un resumen. Aquí menciona todos los sacrificios en estos capítulos y dice que Moisés recibió estas instrucciones … en el desierto de Sinaí. No es una contradicción, donde dice: Desde el tabernáculo de reunión, porque sabemos que construyeron el tabernáculo en el desierto de Sinaí. Recuerden que el libro de Levítico sigue naturalmente al libro de Exodo. El libro de Exodo termina con la construcción del tabernáculo con algunas instrucciones para el pueblo. El libro de Levítico es parte de estas instrucciones.

Ayúdanos a continuar sembrando La Palbara de Dios

WebDedicado ha sido autorizado a recaudar los fondos para continuar con La Gran Comisión


2 comentarios

Deja tu comentario

Otros artículos de Nuestro Blog

Que pueden ser de interés para ti de acuerdo a tus lecturas previas.

  • Job 5: Al necio lo mata la ira

    Job 5:14 De día tropiezan con tinieblas; a mediodía andan a tientas, como de noche. Job 5:15 Él libra de…
  • Jeremías 4: La amargura

    Jeremías 4:19 ¡Mis entrañas, mis entrañas! Me duelen las fibras de mi corazón; mi corazón se agita dentro de mí;…
  • Isaías 4: La purificación y gloria de Sion

    La purificación y gloria de Sion El paso de la sección anterior a la presente es abrupto. Aparentemente no tiene…
  • El sembrador

    En 1930 un joven viajero exploraba los Alpes Franceses. Llegó a una vasta extensión de tierra estéril. Estaba desolada. Era…