Levítico 26: Bendiciones de la obediencia

Pastor Lionel

Ayúdanos a continuar esta Obra

Levítico 26:36 Y a los que queden de vosotros infundiré en sus corazones tal cobardía, en la tierra de sus enemigos, que el sonido de una hoja que se mueva los perseguirá, y huirán como ante la espada, y caerán sin que nadie los persiga.

Levítico 26:37 Tropezarán los unos con los otros como si huyeran ante la espada, aunque nadie los persiga; y no podréis resistir delante de vuestros enemigos.

Levítico 26:38 Y pereceréis entre las naciones, y la tierra de vuestros enemigos os consumirá.

Levítico 26:39 Y los que queden de vosotros decaerán en las tierras de vuestros enemigos por su iniquidad; y por la iniquidad de sus padres decaerán con ellos.

Levítico 26:40 Y confesarán su iniquidad, y la iniquidad de sus padres, por su prevaricación con que prevaricaron contra mí; y también porque anduvieron conmigo en oposición,

Levítico 26:41 yo también habré andado en contra de ellos, y los habré hecho entrar en la tierra de sus enemigos; y entonces se humillará su corazón incircunciso, y reconocerán su pecado.

Levítico 26:42 Entonces yo me acordaré de mi pacto con Jacob,(E) y asimismo de mi pacto con Isaac,(F) y también de mi pacto con Abraham(G) me acordaré, y haré memoria de la tierra.

Entonces yo me acordaré de mi pacto : Se enfatiza el tema de cómo Dios recuerda sus promesas y nunca se retracta de ellas. La comunidad del pacto nunca pierde la esperanza. Dios siempre está listo para recibir a su pueblo en arrepentimiento aun después que éste haya errado o lo haya abandonado.

Levítico 26:43 Pero la tierra será abandonada por ellos, y gozará sus días de reposo, estando desierta a causa de ellos; y entonces se someterán al castigo de sus iniquidades; por cuanto menospreciaron mis ordenanzas, y su alma tuvo fastidio de mis estatutos.

Levítico 26:44 Y aun con todo esto, estando ellos en tierra de sus enemigos, yo no los desecharé, ni los abominaré para consumirlos, invalidando mi pacto con ellos; porque yo Jehová soy su Dios.

Levítico 26:45 Antes me acordaré de ellos por el pacto antiguo, cuando los saqué de la tierra de Egipto a los ojos de las naciones, para ser su Dios. Yo Jehová.

Estos versículos muestran lo que quiso decir Dios cuando dijo que era tardo para la ira. Aun cuando los israelitas hayan escogido desobedecer y hayan sido esparcidos entre sus enemigos, Dios seguiría dándoles la oportunidad de arrepentirse y volver a El. Su propósito no era destruirlos sino ayudarlos a crecer. Nuestras experiencias y dificultades diarias en ocasiones resultan abrumadoras; a no ser que podamos ver que el propósito de Dios es producir en nosotros un crecimiento continuo, es posible que se produzca en nosotros desesperanza. La esperanza que necesitamos está bien expresada en: «Porque yo sé los pensamientos que tengo acerca de vosotros, dice Jehová, pensamientos de paz, y no de mal, para daros el fin que esperáis. Entonces me invocaréis, y vendréis y oraréis a mí, y yo os oiré». Mantener la esperanza mientras sufrimos muestra que entendemos la manera misericordiosa en que Dios se relaciona con su pueblo.

Levítico 26:46 Estos son los estatutos, ordenanzas y leyes que estableció Jehová entre sí y los hijos de Israel en el monte de Sinaí por mano de Moisés.

Dos apéndices

Promesas y amenazas

Recompensa por la obediencia. Sirve como una conclusión para el libro de Levítico. Algunos dicen que es la conclusión para el “Código de santidad”. Aquí lo estamos tratando como el primer epílogo del libro entero.

El capítulo tiene dos partes: recompensa por la obediencia y el castigo por la desobediencia. Bendiciones y maldiciones aparecen al final de otros códigos de leyes en la Biblia y en códigos seculares del mundo antiguo (leyes de Hamurabi de Babilonia; leyes de los hititas, de Asiria y otros). En la Biblia las recompensas son promesas para los que cumplen y el castigo para los que no cumplen. En los textos seculares las recompensas y los castigos aparecen como oraciones a sus dioses buscando venganzas sobre sus enemigos. En la Biblia la amenaza del castigo es más bien una manera para motivarles a cumplir.

En la Biblia hebrea terminan el capítulo anterior como una advertencia contra la idolatría. En nuestra Biblia es una introducción que contiene un resumen de las leyes fundamentales. Son leyes que tienen que ver con nuestra relación con Dios. Cuando la relación con Dios es correcta, no hay problema con las relaciones humanas.

Primero, vienen las recompensas (bendiciones). La condición es andar, guardar y poner por obra. Son verbos de acción. La palabra andar está usada en el AT para indicar costumbre de vida. Es vivir como si fuera una parte natural de su vida. Las palabras “guardar” y “poner por obra” enfatizan que esta acción es la costumbre.

Deja una respuesta

Publicaciones que pueden ser de interés para ti

La ancianita

La anciana campesina caminaba lentamente, cargando con dificultad un atado de leña para alimentar una hoguera en la que cocinaba. Su rancho era un pedazo

Artículo Completo

La indiferencia

No son los clavos fríos, ni el cruel madero, ni la punzante espina, ni la aguda lanza que el soldado impío hunde en la carne

Artículo Completo

Jesús en Nazaret

Precisamente eso era Jesús. Lo cierto es que los de Nazaret despreciaban a Jesús porque era un obrero. Era un hombre del pueblo, un laico,

Artículo Completo