Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Levítico 18: Actos de inmoralidad prohibidos

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on email

Lev 18: 1 Habló Jehová a Moisés, diciendo:

Lev 18:2 Habla a los hijos de Israel, y diles: Yo soy Jehová vuestro Dios.

Lev 18:3 No haréis como hacen en la tierra de Egipto, en la cual morasteis; ni haréis como hacen en la tierra de Canaán, a la cual yo os conduzco, ni andaréis en sus estatutos.

No haréis como hacen en la tierra de Egipto , en la cual morasteis : El rescate del pueblo de la tierra de Egipto supuso no solamente sacarlo de allí, sino también la remoción de las prácticas idólatras y paganas del corazón del pueblo. Israel se convirtió en un pueblo dedicado al servicio de Dios, gracias a la acción liberadora del Señor. Ello representó un reto para cada uno de los integrantes de la comunidad judía. Ahora han sido hechos responsables ante Dios, su Salvador, quien los liberó de la esclavitud en Egipto. El pueblo debe decidirse a vivir en santidad, de acuerdo con las estipulaciones del pacto. En este capítulo se destaca la importancia de mantener relaciones sexuales apropiadas.

Los israelitas pasaron de una nación infestada de idolatría a otra. Como Dios los estaba ayudando a formar una nueva cultura, les advirtió que dejaran atrás todos los aspectos de su trasfondo pagano. También les advirtió cuán fácil era caer en la cultura pagana de Canaán, adonde se dirigían. La sociedad y las religiones de Canaán apelaban a los deseos mundanos, especialmente la inmoralidad sexual y la embriaguez. Los israelitas tenían que mantenerse puros y apartados para Dios. Dios no quería que su pueblo fuera absorbido por esta cultura y ambiente que los rodeaba. La sociedad puede presionarnos para que nos amoldemos a su estilo de vida y de pensamiento, pero el ceder ante tal presión nos:

(1) crearía confusión al no saber hacia qué lado inclinarnos y

(2) eliminaría nuestra efectividad en servir a Dios. Siga a Dios, y no deje que la cultura que lo rodea moldee sus pensamientos y actos.

Lev 18:4 Mis ordenanzas pondréis por obra, y mis estatutos guardaréis, andando en ellos. Yo Jehová vuestro Dios.

Lev 18:5 Por tanto, guardaréis mis estatutos y mis ordenanzas, los cuales haciendo el hombre, vivirá(A) en ellos. Yo Jehová.

Lev 18:6 Ningún varón se llegue a parienta próxima alguna, para descubrir su desnudez. Yo Jehová.

Para descubrir su desnudez : Se refiere a las relaciones sexuales.

Lev 18:7 La desnudez de tu padre, o la desnudez de tu madre, no descubrirás; tu madre es, no descubrirás su desnudez.

Lev 18:8 La desnudez de la mujer de tu padre no descubrirás; es la desnudez de tu padre.(B)

Lev 18:9 La desnudez de tu hermana, hija de tu padre o hija de tu madre, nacida en casa o nacida fuera, su desnudez no descubrirás.(C)

Lev 18:10 La desnudez de la hija de tu hijo, o de la hija de tu hija, su desnudez no descubrirás, porque es la desnudez tuya.

Lev 18:11 La desnudez de la hija de la mujer de tu padre, engendrada de tu padre, tu hermana es; su desnudez no descubrirás.

Lev 18:12 La desnudez de la hermana de tu padre no descubrirás; es parienta de tu padre.

Lev 18:13 La desnudez de la hermana de tu madre no descubrirás, porque parienta de tu madre es.

Lev 18:14 La desnudez del hermano de tu padre no descubrirás; no llegarás a su mujer; es mujer del hermano de tu padre.(D)

Lev 18:15 La desnudez de tu nuera no descubrirás; mujer es de tu hijo, no descubrirás su desnudez.(E)

Deja una respuesta

Ayúdanos a continuar Sembrando La Palabra de Dios

Publicaciones que pueden ser de interés para ti

Marca la diferencia

Puede en verdad una persona marcar una diferencia en el mundo hoy en día? Cierto neoyorquino pensó que sí. Decidió ser halagador con todas las personas con

Artículo Completo

La primera Navidad

Mientras todos los niños ayudaban en sus casas en los preparativos para la Nochebuena, Pedro, de 7 años de edad, trabajaba en la joyería de Don Juan

Artículo Completo

Dios, ¿eres real?

Dios, ¿eres real? –susurró el niño. Durante mucho tiempo, a su pequeña edad, había comenzado a preguntarse el por qué de las cosas. A cada momento le

Artículo Completo

El Alpinista

Cuentan que un alpinista, desesperado por conquistar el Aconcagua, inició su travesía, después de años de preparación, pero quería la gloria para él sólo, por lo tanto

Artículo Completo