Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Levítico 14: Leyes sobre la lepra –Continuación

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on email

Levítico 14:1 Y habló Jehová a Moisés, diciendo:

Levítico 14:2 Esta será la ley para el leproso cuando se limpiare: Será traído al sacerdote,

Levítico 14:3 y éste saldrá fuera del campamento y lo examinará; y si ve que está sana la plaga de la lepra del leproso,

Levítico 14:4 el sacerdote mandará luego que se tomen para el que se purifica dos avecillas vivas, limpias, y madera de cedro, grana e hisopo.

Levítico 14:5 Y mandará el sacerdote matar una avecilla en un vaso de barro sobre aguas corrientes.

Levítico 14:6 Después tomará la avecilla viva, el cedro, la grana y el hisopo, y los mojará con la avecilla viva en la sangre de la avecilla muerta sobre las aguas corrientes;

Levítico 14:7 y rociará siete veces sobre el que se purifica de la lepra, y le declarará limpio; y soltará la avecilla viva en el campo.

Levítico 14:8 Y el que se purifica lavará sus vestidos, y raerá todo su pelo, y se lavará con agua, y será limpio; y después entrará en el campamento, y morará fuera de su tienda siete días.

Levítico 14:9 Y el séptimo día raerá todo el pelo de su cabeza, su barba y las cejas de sus ojos y todo su pelo, y lavará sus vestidos, y lavará su cuerpo en agua, y será limpio.

Levítico 14:10 El día octavo tomará dos corderos sin defecto, y una cordera de un año sin tacha, y tres décimas de efa de flor de harina para ofrenda amasada con aceite, y un log de aceite.

Levítico 14:11 Y el sacerdote que le purifica presentará delante de Jehová al que se ha de limpiar, con aquellas cosas, a la puerta del tabernáculo de reunión;

Levítico 14:12 y tomará el sacerdote un cordero y lo ofrecerá por la culpa, con el log de aceite, y lo mecerá como ofrenda mecida delante de Jehová.

Y tomará el sacerdote un cordero y lo ofrecerá por la culpa : La Ley de Moisés hacía provisión para la sanidad de una persona afligida por enfermedades de la piel. El pasaje describe el proceso de la sanidad, y la ofrenda que se hacía a Dios por la recuperación. Cuando Jesús sanó al leproso le encomendó presentarse ante el sacerdote y presentar la ofrenda ordenada por la Ley de Moisés. Esto indica que las regulaciones bíblicas sobre las enfermedades de la piel eran observadas por el pueblo judío en época de Jesús.

Levítico 14:13 Y degollará el cordero en el lugar donde se deg:uella el sacrificio por el pecado y el holocausto, en el lugar del santuario; porque como la víctima por el pecado, así también la víctima por la culpa es del sacerdote; es cosa muy sagrada.

Levítico 14:14 Y el sacerdote tomará de la sangre de la víctima por la culpa, y la pondrá el sacerdote sobre el lóbulo de la oreja derecha del que se purifica, sobre el pulgar de su mano derecha y sobre el pulgar de su pie derecho.

Levítico 14:15 Asimismo el sacerdote tomará del log de aceite, y lo echará sobre la palma de su mano izquierda,

Levítico 14:16 y mojará su dedo derecho en el aceite que tiene en su mano izquierda, y esparcirá del aceite con su dedo siete veces delante de Jehová.

Levítico 14:17 Y de lo que quedare del aceite que tiene en su mano, pondrá el sacerdote sobre el lóbulo de la oreja derecha del que se purifica, sobre el pulgar de su mano derecha y sobre el pulgar de su pie derecho, encima de la sangre del sacrificio por la culpa.

Levítico 14:18 Y lo que quedare del aceite que tiene en su mano, lo pondrá sobre la cabeza del que se purifica; y hará el sacerdote expiación por él delante de Jehová.

Deja una respuesta

Ayúdanos a continuar Sembrando La Palabra de Dios

Publicaciones que pueden ser de interés para ti

Riesgo es libertad

Reír, es correr el riesgo de parecer tonto. Llorar, es arriesgarse a parecer sentimental. Acercarse a otro ser, es arriesgarse a comprometerse. Mostrar emoción, es arriesgar que

Artículo Completo

El Jefe perfecto

Había como 70 científicos trabajando en un intenso proyecto. Todos estaban realmente frustrados debido a la presión del trabajo y las demandas de su jefe, pero todos

Artículo Completo

El vendedor de globos

Una vez había una gran fiesta en un pueblo. Toda la gente había dejado sus trabajos y ocupaciones de cada día para reunirse en la plaza principal,

Artículo Completo

El joven ruso y su madre

Un joven campesino que había estudiado en la Universidad de Moscú, se hallaba en su hogar cuando su madre fue mordida por un perro rabioso. El joven,

Artículo Completo