Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Levítico 1: Los holocaustos

Pastor Lionel

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on email

II. Ofrendar voluntariamente.

1. Dios no rechaza lo hecho de corazón.

2. Dios acepta lo espontáneo, lo que es no obligado.

III. Ofrendar aceptablemente ante Jehová.

1. De olor grato a Jehová.

2. Para agradar a Dios, no al hombre.

IV. Ofrendar con arrepentimiento y humillación.

1. Para pedir perdón.

2. Para apoyarse en Dios.

El resto del capítulo está dividido en tres partes que explican cómo presentar los tres tipos de holocausto. Hay tres tipos de animales aceptables. Estos tres grupos presentan la flexibilidad según la posibilidad económica de la persona. Los que pueden, tienen que ofrecer un macho sin defecto. Había otros que no lo tenían, pero podían ofrecer del rebaño. Pero estaban los pobres que ni tenían la posibilidad de traer del rebaño; ellos podían ofrecer de las aves. Dios no demanda más de lo que uno puede hacer. El reconoció y aceptó la ofrenda por su verdadero valor, el que procede del corazón de la persona.

Cualquiera sea el tipo de animal ofrecido, hay algunos principios que se deben seguir. Primero, debe ser sin defecto. Puede notarse que no menciona sin defecto en relación con las aves, el sacrificio de los pobres. El énfasis de sin defecto es ofrecer algo que le cuesta al adorador. Malaquías les condenaba porque ofrecían animales sin valor. El principio aquí es que el Señor quiere lo mejor de su pueblo en vez de lo que le sobra. Muchas veces el pueblo de Dios le da el “fruto de verano” en vez de la primicia. Dios demanda lo mejor de toda la vida, no solamente de los sacrificios de animales. Se le debe lo mejor del tiempo y de los talentos, tanto como de las cosas materiales.

Segundo, la ofrenda debe ser ofrecida voluntariamente. Esta palabra tiene el sentido de “para que sea aceptable”. La misma palabra deja la idea de que para ser aceptable, debe ser voluntaria. Pablo dice que la ofrenda debe ser como propuso en su corazón. Aunque bíblicamente la ofrenda es un mandato, cuando el pueblo de Dios ofrece la ofrenda por obligación en vez de hacerlo por el deseo, la ofrenda pierde su valor. Ofrendar solamente por obligación llega a ser legalismo. Este es lo que los profetas condenan.

Tercero, la ofrenda será ofrecida delante de Jehová. Después de la descripción de cada sacrificio dice que es un holocausto, una ofrenda quemada de grato olor a Jehová. El término grato olor es como un modismo para indicar “satisfacer” o “agradar”. El propósito es ofrecerlo en una manera aceptable a Jehová. No es el sacerdote que debe ser satisfecho. La verdadera adoración es la que es grata a Jehová. Mucha adoración es para agradar al hombre en vez de a Jehová. Apocalipsis usa la idea de oraciones como incienso que llevó su humo a la presencia de Dios. Son ocasiones que agradan a Dios.

Deja una respuesta

Ayúdanos a continuar Sembrando La Palabra de Dios

Publicaciones que pueden ser de interés para ti

Nunca te desanimes

El único sobreviviente de un naufragio llegó a la playa de una diminuta y deshabitada isla. Pidió fervientemente a Dios ser rescatado, y cada día

Artículo Completo

Metas que enriquecen

El primer paso hacia el éxito es soñar exactamente lo que queremos en la vida y el negocio. Hagámonos las siguientes preguntas: ¿Está nuestra vida

Artículo Completo

Un elefante atado

Cuenta una historia que un día un niño vio como un elefante del circo, después de la función, era amarrado con una cadena a una

Artículo Completo