Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Levítico 1: Los holocaustos

Pastor Lionel

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on email

¿Qué enseñaban los sacrificios al pueblo?

(1) Al requerir animales perfectos y sacerdotes santos, enseñaban reverencia hacia un Dios santo.

(2) Al demandar obediencia exacta, enseñaban total sumisión a las leyes de Dios.

(3) Al requerir un animal de gran valor, mostraban el alto costo del pecado y mostraban la sinceridad de su compromiso con Dios.

¿Por qué eran tan detalladas las regulaciones para cada ofrenda? Dios tenía un propósito al dar estas órdenes. Partiendo de cero, estaba enseñando a su pueblo un estilo de vida totalmente nuevo, limpiándolos de todas las prácticas paganas que habían aprendido en Egipto y restaurando la verdadera adoración hacia El. Los detalles estrictos evitaban que Israel cayera otra vez en su antiguo estilo de vida. Además, cada ley pinta un cuadro gráfico de la seriedad del pecado y de la gran misericordia de Dios al perdonar a los pecadores.

Israel no era la única nación que sacrificaba animales. Muchas religiones paganas lo hacían también para tratar de complacer a sus dioses. Algunas culturas incluso incluían sacrificios humanos, los cuales estaban estrictamente prohibidos por Dios. Sin embargo, el significado del sacrificio de animales en Israel era claramente diferente de aquellos de sus vecinos paganos. Los israelitas sacrificaban animales no para apaciguar la ira de Dios, sino como un sustituto del castigo que merecían por sus pecados. Un sacrificio mostraba fe en Dios y un compromiso para sus leyes. Más importante aún, este sistema anunciaba el día cuando el Cordero de Dios (Cristo Jesús) moriría y derrotaría al pecado de una vez y para siempre.

Levítico 1:5 Entonces degollará el becerro en la presencia de Jehová; y los sacerdotes hijos de Aarón ofrecerán la sangre, y la rociarán alrededor sobre el altar, el cual está a la puerta del tabernáculo de reunión.

Levítico 1:6 Y desollará el holocausto, y lo dividirá en sus piezas.

Levítico 1:7 Y los hijos del sacerdote Aarón pondrán fuego sobre el altar, y compondrán la leña sobre el fuego.

Levítico 1:8 Luego los sacerdotes hijos de Aarón acomodarán las piezas, la cabeza y la grosura de los intestinos, sobre la leña que está sobre el fuego que habrá encima del altar;

Levítico 1:9 y lavará con agua los intestinos y las piernas, y el sacerdote hará arder todo sobre el altar; holocausto es, ofrenda encendida de olor grato para Jehová.

Levítico 1:10 Si su ofrenda para holocausto fuere del rebaño, de las ovejas o de las cabras, macho sin defecto lo ofrecerá.

Levítico 1:11 Y lo degollará al lado norte del altar delante de Jehová; y los sacerdotes hijos de Aarón rociarán su sangre sobre el altar alrededor.

Levítico 1:12 Lo dividirá en sus piezas, con su cabeza y la grosura de los intestinos; y el sacerdote las acomodará sobre la leña que está sobre el fuego que habrá encima del altar;

Levítico 1:13 y lavará las entrañas y las piernas con agua; y el sacerdote lo ofrecerá todo, y lo hará arder sobre el altar; holocausto es, ofrenda encendida de olor grato para Jehová.

El «olor grato para Jehová» es una forma de decir que Dios aceptó el sacrificio por la actitud del pueblo.

Levítico 1:14 Si la ofrenda para Jehová fuere holocausto de aves, presentará su ofrenda de tórtolas, o de palominos.

Levítico 1:15 Y el sacerdote la ofrecerá sobre el altar, y le quitará la cabeza, y hará que arda en el altar; y su sangre será exprimida sobre la pared del altar.

Deja una respuesta

Ayúdanos a continuar Sembrando La Palabra de Dios

Publicaciones que pueden ser de interés para ti

Job 24: Quejas de Job

Job 24:1  ¿Por qué no se reserva los tiempos el Todopoderoso, y por qué no ven sus días los que le conocen? Continuando su soliloquio,

Artículo Completo