Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Le pedí a Dios

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on email

Le pedí fuerzas a Dios para llegar más lejos, y me hizo débil para que aprendiera la humilde obediencia…

Le pedí salud para hacer cosas grandiosas y me hizo frágil para que hiciera cosas mejores…

Le pedí riquezas para ser feliz y me dio la pobreza para que fuera sabio…

Le pedí poder para ser admirado por los hombres y me dio debilidad para que sintiera la necesidad de Dios…

Le pedí todas las cosas para disfrutar la vida y me dio vida para disfrutar todas las cosas…

No tuve nada de lo que pedí, pero todo lo que esperaba, casi a pesar de mi mismo, mis silenciosas plegarias fueron escuchadas.

Soy entre los hombres el más rico en bendiciones.

Deja una respuesta

Ayúdanos a continuar Sembrando La Palabra de Dios

Publicaciones que pueden ser de interés para ti

Mujeres que ayudaban a Jesús

Después de esto, Jesús anduvo por muchos pueblos y aldeas, anunciando la buena noticia del reino de Dios. Los doce apóstoles lo acompañaban, como también algunas mujeres

Artículo Completo

El sendero de los tomates

Tan sólo un sendero de tomates… Tan sólo el sol del verano la vio pasar con sus pensamientos solitarios recolectando los frutos sin tocarlos. Sólo ella caminando

Artículo Completo

Un hombre nuevo

Debe tener la disposición a renunciar a todas las formas de tener, para poder  ser y dar plenamente. Sentir seguridad, tener sentimientos de identidad y confianza basados

Artículo Completo