Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Le pedí a Dios

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on email

Le pedí fuerzas a Dios para llegar más lejos, y me hizo débil para que aprendiera la humilde obediencia…

Le pedí salud para hacer cosas grandiosas y me hizo frágil para que hiciera cosas mejores…

Le pedí riquezas para ser feliz y me dio la pobreza para que fuera sabio…

Le pedí poder para ser admirado por los hombres y me dio debilidad para que sintiera la necesidad de Dios…

Le pedí todas las cosas para disfrutar la vida y me dio vida para disfrutar todas las cosas…

No tuve nada de lo que pedí, pero todo lo que esperaba, casi a pesar de mi mismo, mis silenciosas plegarias fueron escuchadas.

Soy entre los hombres el más rico en bendiciones.

Deja una respuesta

Ayúdanos a continuar Sembrando La Palabra de Dios

Publicaciones que pueden ser de interés para ti

No juzgues a nadie

Un médico entró en el hospital de prisa después de haber sido llamado para una cirugía urgente. Contestó a la llamada lo más rápido que pudo, se

Artículo Completo

La tormenta

Cuentan que un día un campesino le pidió a Dios le permitiera mandar sobre la Naturaleza para que – según él – le rindieran mejor sus cosechas.

Artículo Completo