Le pedí a Dios

Le pedí fuerzas a Dios para llegar más lejos, y me hizo débil para que aprendiera la humilde obediencia…

Le pedí salud para hacer cosas grandiosas y me hizo frágil para que hiciera cosas mejores…

Le pedí riquezas para ser feliz y me dio la pobreza para que fuera sabio…

Le pedí poder para ser admirado por los hombres y me dio debilidad para que sintiera la necesidad de Dios…

Le pedí todas las cosas para disfrutar la vida y me dio vida para disfrutar todas las cosas…

No tuve nada de lo que pedí, pero todo lo que esperaba, casi a pesar de mi mismo, mis silenciosas plegarias fueron escuchadas.

Soy entre los hombres el más rico en bendiciones.

Ayúdanos a continuar Sembrando La Palabra de Dios

WebDedicado ha sido autorizado a recaudar las donaciones para continuar con La gran Comisión.


Deja el primer comentario

  • El sembrador

    En 1930 un joven viajero exploraba los Alpes Franceses. Llegó a una vasta extensión de tierra estéril. Estaba desolada. Era…
  • Felicidad

    La felicidad para algunos es acumular riqueza, obtener un buen empleo, que nuestros deseos se cumplan, ganarnos un nombre y…
  • Amor del corazón

    Hoy en día las aventuras amorosas no son inusuales entre jóvenes adolescentes. No es particularmente sorprendente cuando dichas aventuras amorosas…
  • Publicidad de Apple

    Esta es una publicidad de Apple que me impactó desde el primer momento en el que la leí. Seguro que…