Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

La zorra y el mono coronado rey

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on email

En una junta de animales, bailó tan bonito el mono, que ganándose la simpatía de los espectadores, fue elegido rey.

Celosa la zorra por no haber sido ella la elegida, vio un trozo de comida en un cepo y llevó allí al mono, diciéndole que había encontrado un tesoro digno de reyes, pero que en lugar de tomarlo para llevárselo a él, lo había guardado para que fuera él personalmente quien lo cogiera, ya que era una prerrogativa real.

El mono se acercó sin más reflexión, y quedó prensado en el cepo.

Entonces la zorra, a quien el mono acusaba de tenderle aquella trampa, repuso:

— «¡Eres muy tonto, mono, y todavía pretendes reinar entre todos los animales!».

No te lances a una empresa, si antes no has reflexionado sobre sus posibles éxitos o peligros.

Deja una respuesta

Ayúdanos a continuar Sembrando La Palabra de Dios

Publicaciones que pueden ser de interés para ti

La carrera de sapos

Era una vez una carrera de sapos. El objetivo era llegar a lo alto de una gran torre. Había en el lugar una gran multitud. Mucha gente

Artículo Completo

El amor y los milagros

Padre Eusebio Gómez Navarro- La vida está llena de milagros. Más aún, la vida es para hacer milagros. El amor lo puede todo: hace ligeras las cargas

Artículo Completo

El cuenco de leche

Había una vez un hombre que tenía la fama de ser el más santo de su pueblo, puesto que se pasaba el día leyendo la Biblia y

Artículo Completo