Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

La tienda del cielo

Pastor Lionel

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on email
Hace mucho tiempo soñé que caminaba por el sendero de la vida, y encontré un letrero que decía: » la tienda del cielo». Me acerqué y la puerta se abrió lentamente, cuando me di cuenta, ya estaba dentro. Vi muchos ángeles en todas partes. Uno de ellos me entregó una canasta, y me dijo: ten, compra con cuidado todo lo que un cristiano necesita

Primero, compré paciencia, el amor estaba en la misma fila. Más abajo había comprensión, que se necesita por donde uno vaya. Compré dos cajas de sabiduría y dos bolsas de fe. Me encantó el paquete del perdón. Me detuve a comprar fuerza y coraje para ayudarme en esta carrera que es la vida. Ya tenía casi lista la canasta cuando recordé que necesitaba gracia y que podía olvidar la salvación, que la ofrecían gratis. Entonces la tomé. Caminé hacia el cajero para pagar la cuenta; pues creí que ya tenía todo lo que el cristiano necesita. Pero cuando iba a llegar a la caja, vi la oración y la puse en mi canasta repleta, porque sabía que cuando saliera, la iba a usar, la paz y la felicidad estaban en los estantes pequeños, al lado de la caja, y aproveché para tomarlas. La alegría colgaba del techo y, arranqué una para mí. Al fin, llegué al cajero y le pregunté:

— ¿Cuanto le debo?

Él sonrió y me contestó:

— Lleva tu canasta a donde vayas.

— Sí, ¿pero cuánto le debo?

— No te preocupes, Jesús pagó tu deuda hace mucho tiempo.

 

Deja una respuesta

Ayúdanos a continuar Sembrando La Palabra de Dios

Publicaciones que pueden ser de interés para ti

La muerte

Un hombre enfermo se preparaba para salir del consultorio del médico que le estaba examinando y dijo: — Doctor, me asusta la muerte…dígame que hay

Artículo Completo

Juan 20: Amor alucinado

La madrugada del primer día de la semana, cuando estaba todavía oscuro, María Magdalena fue a la tumba, ¡y vio que estaba quitada la piedra

Artículo Completo

Parábola de los ciegos

Erase una vez en la India, que unos pobres ciegos iban por una carretera polvorienta, guiados por un amable caballero de edad madura, que todavía

Artículo Completo

La tentación

Un hombre con problemas de obesidad había decidido dejar de comer, sobre todo, aquello que le hacía mal y nutría su obesidad.   Un día,

Artículo Completo