Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

La serpiente y la luciérnaga

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on email

Cuenta la Leyenda, que una vez, una serpiente empezó a perseguir a una Luciérnaga; esta huía rápido con miedo de la feroz depredadora, y la serpiente no pensaba desistir.

Huyó un día, y ella no desistía, dos días y nada…..En el tercer día, ya sin fuerzas la Luciérnaga paro y dijo a la serpiente:

-¿Puedo hacerte tres preguntas?

-No acostumbro dar ese privilegio a nadie pero como te voy a devorar, puedes preguntar…

-¿Pertenezco a tu cadena alimenticia?

-No, contestó la serpiente….

-¿Yo te hice algún mal?

-No, volvió a responder

-Entonces, ¿Por qué quieres acabar conmigo?

-Porque no soporto verte brillar

Muchos de nosotros nos hemos visto envueltos en situaciones donde nos preguntamos: ¿Por qué me pasa esto si yo no he hecho nada malo?

Sencillo, porque no soportan verte brillar. La Envidia, es el peor sentimiento que podemos padecer. Que envidien tus logros, tu éxito. Que Envidien verte brillar.

Cuando esto pase, no dejes de Brillar, continua siendo tu mismo, sigue dando lo mejor de ti, sigue haciendo lo mejor, no permitas que te lastimen, no permitas que te hieran, Sigue Brillando y No podrán tocarte porque tu Luz seguirá intacta.

Deja una respuesta

Ayúdanos a continuar Sembrando La Palabra de Dios

Publicaciones que pueden ser de interés para ti

Refinados como la plata

Hace algún tiempo, algunas señoras se reunieron en cierta ciudad para estudiar la Biblia. Mientras que leían el tercer capítulo de Malaquías, encontraron una expresión notable en

Artículo Completo

Elvis y Carol

Elvis y Carol siempre estaban juntos, detrás de Elvis siempre estaba Carol. Desde el principio de sus vidas Elvis y Carol nunca se habían separado. Carol siempre

Artículo Completo

Si yo cambiara…

Si yo cambiara mi manera de pensar hacia los otros, los comprendería. Si yo encontrara lo positivo en todos, con qué alegría me comunicaría con ellos! Si

Artículo Completo

El chantaje

Un niño visitaba a sus abuelos en su finca. Le habían dado un tira piedra –una honda por estos lares– para que jugara en el bosque y,

Artículo Completo