Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

La persecución del pavo salvaje

Pastor Lionel

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on email

La gente de un pueblo del este de Iowa se acostumbró a ver a un pavo salvaje en el camino. —Allí está Chuck otra vez —decía alguien, sacudiendo la cabeza al ver las travesuras del pavo.

Otros, lo llamaban Jake.

No importa cuál fuera su nombre, al pavo parecía encantarle perseguir autos. Se paraba en el camino como si fuera su dueño, con las plumas alborotadas, y esperaba a que pasaran los autos. No le importaba si era un auto pequeño o un gran camión con acoplado. A Chuck (o Jake) le gustaba perseguirlos a todos.

Los conductores locales comenzaron a vigilar al pavo.

—Hay un pavo salvaje en el camino —advertían a los visitantes.

La persecución que el pavo hacía de los autos duró más de un año; y los conductores locales seguían el juego al pavo.

Un día, un extraño llegó al pueblo. Como siempre, el pavo estaba parado en medio del camino, persiguiendo a los autos. El conductor vio al pavo, tocó la bocina y trató de frenar a tiempo. Al ruido de las ruedas que rechinaron le siguió un golpe. La gente del pueblo enterró al pavo, observando que había muerto haciendo lo que mejor hacía: persiguiendo a los autos.

La moraleja de esta historia: ten cuidado con aquello que persigues.

El que procura el bien buscará favor; Mas al que busca el mal, éste le vendrá. Proverbios 11:27

La Biblia recomienda: “El que procura el bien buscará favor; mas al que busca el mal, éste le vendrá”. En otras palabras, encontrarás lo que estás buscando; como Chuck, el pavo que perseguía autos.

No busques, entonces, las cosas que son malas para ti. Y no te quedes en los lugares donde se supone que no estés. En lugar de eso, sé sabio acerca de aquello que persigues. Busca a Dios y su justicia; busca una buena relación con él. Relaciónate con personas que sean una influencia positiva. Persigue lo bueno, ¡y eso es lo que encontrarás!

Deja una respuesta

Ayúdanos a continuar Sembrando La Palabra de Dios

Publicaciones que pueden ser de interés para ti

Mirar hacia Arriba

Cuando estaba en secundaria, me importaba mucho lo que mis amigos pensaran de mí. Durante esos años crecí más que el resto de mis compañeros.

Artículo Completo

Enemigos destruidos

Se cuenta que cierto emperador chino, cuando le avisaron que en una de las provincias de su imperio había una insurrección, dijo a los ministros

Artículo Completo

Salmo 133

Salmo 133:1 Cántico de ascenso gradual; de David. Mirad cuán bueno y cuán agradable es que los hermanos habiten juntos en armonía. David utiliza dos

Artículo Completo

Un millón de sapos

Muchos se angustian por problemas que, en su mayoría, nunca llegan a hacerse realidad. Sufren con anticipación, pensando e imaginando cosas que pudieran suceder. La

Artículo Completo