Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

La niña

Pastor Lionel

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on email

Este relato se trata de mi hija de 10 años, Sara, quien nació sin un músculo de uno de sus pies, por lo cual usa un aparato todo el tiempo.

Un hermoso día de primavera llegó de la escuela y me dijo que había competido en las carreras, en los eventos competitivos de la escuela.
Debido al soporte de su pierna empecé a pensar rápidamente en algo que decirle para darle valor y animar a mi Sara, cosas que podría decir acerca de no dejar que esto la desanimara, pero antes de que yo pudiera decir algo, ella dijo: «¡Papi, gané dos de las carreras!».

¡No podía creerlo! Y después dijo: «Tuve ventaja». Ah, lo sabía… Pensé que debieron de haberla dejado correr a la cabeza primero que los demás. Pero una vez más, antes de que puediera decir una palabra, ella dijo: «Papi no me dejaron correr primero; mi ventaja fue tener que tratar más fuerte que los demás».

Que gran lección ! Sara pudo percibir lo que muchos de nosotros hemos ignorado por años, tal vez creas que las adversidades y las debilidades te tienen en desventaja con respecto a los demas? al contrario, sacan lo mejor de ti, un gran potencial, no lo dejes dormir más..!

Deja una respuesta

Ayúdanos a continuar Sembrando La Palabra de Dios

Publicaciones que pueden ser de interés para ti

La pregunta más difícil

La paternidad está llena de desafíos. ¿Quién de nosotros no ha tenido que responder a las preguntas que nos hacen nuestros hijos? «Papi, ¿por qué

Artículo Completo

La esmeralda encantada

Hace muchos, muchos años hubo un niño que solía jugar debajo de un gran pino cercano a su casa. Después de cada lluvia, alrededor del

Artículo Completo

Pataleando

Una ranita salió con una amiga a recorrer la ciudad, aprovechando los charcos que dejara una gran lluvia. Ustedes saben que las ranitas sienten una

Artículo Completo