La Niña

Este relato se trata de mi hija de 10 años, Sara, quien nació sin un músculo de uno de sus pies, por lo cual usa un aparato todo el tiempo.

Un hermoso día de primavera llegó de la escuela y me dijo que había competido en las carreras, en los eventos competitivos de la escuela.
Debido al soporte de su pierna empecé a pensar rápidamente en algo que decirle para darle valor y animar a mi Sara, cosas que podría decir acerca de no dejar que esto la desanimara, pero antes de que yo pudiera decir algo, ella dijo: «¡Papi, gané dos de las carreras!».

¡No podía creerlo! Y después dijo: «Tuve ventaja». Ah, lo sabía… Pensé que debieron de haberla dejado correr a la cabeza primero que los demás. Pero una vez más, antes de que puediera decir una palabra, ella dijo: «Papi no me dejaron correr primero; mi ventaja fue tener que tratar más fuerte que los demás».

Que gran lección ! Sara pudo percibir lo que muchos de nosotros hemos ignorado por años, tal vez creas que las adversidades y las debilidades te tienen en desventaja con respecto a los demas? al contrario, sacan lo mejor de ti, un gran potencial, no lo dejes dormir más..!

Compártelo con tus redes

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

Tu Opinión es muy importante para nosotros

Deja un comentario

También Podría interesarte

La comida espiritual

La comida espiritual

Mientras tanto, los discípulos le rogaban: Maestro, come algo. Pero él les dijo: Yo tengo una comida, que ustedes no conocen. Los discípulos comenzaron a

Leer Más >>
El impacto de Constantino

El impacto de Constantino

La bondad eterna, santa e incomprensible de Dios no nos permite vagar en las sombras, sino que nos muestra el camino de salvación […] Esto

Leer Más >>

El almendro y la abubilla

Alto y triunfante, muy erguido y apuntando hacia el cielo, un almendro sobresalía en el huerto. Se sentía feliz cuando los agraciados cotorritos, con sus

Leer Más >>