Un hombre enfermo se preparaba para salir del consultorio del médico que le estaba examinando y dijo:

— Doctor, me asusta la muerte…dígame que hay al otro lado

Muy suavemente el doctor dijo:

— No lo se.

— ¿Usted no sabe? ¿Usted es cristiano y no sabe que hay del otro lado?

El doctor tomó la perilla de la puerta…..

Del otro lado se sentían como rasguños y gemidos y…cuando se abrió la puerta, un perro entró en el cuarto, saltó sobre el médico y con gran alborozo le lamía lleno de contento.

El médico se volvió hacia su paciente y dijo:

— Vio lo que hizo mi perro? …Él nunca había estado en este cuarto antes. No sabía que había adentro. Solo sabía que su dueño estaba allí y cuando se abrió la puerta, saltó sin ningun temor. Yo poco sé de lo que hay del otro lado de la muerte… pero si sé una cosa: Que mi Dueño estará allí y eso me basta.

Compártelo con tus redes

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

Tu Opinión es muy importante para nosotros

Deja un comentario

También Podría interesarte

Por favor mami y papi

Por favor mami y papi

Mis manos son pequeñas y por eso se me derrama la leche aunque no quiera. Mis piernas son cortas, por favor espérenme y caminen más

Leer Más >>