Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

La Importancia del Perdón

Pastor Lionel

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on email

En un descuido, un elefante le pisó una patita a la hormiga con la que conversaba amigablemente.

— !Ay! – gritó la hormiga – !Ten cuidado donde pisas!
— !Oh! Lo siento. Perdóname – dijo el elefante.
— Con disculpas no se arreglan las cosas. Mira mi patita.
— Por favor, discúlpame. Fue sin querer – suplicó el elefante.
— !No! – gritó la hormiga – Eres un grandote torpe y no mereces mi amistad.

El elefante, fastidiado de pedir disculpas, dijo: «Bien, aquí­ termina nuestra amistad».  Aplastó a la hormiga y siguió solo su camino.

Moraleja: Cuando una persona condena a otra y se niega a perdonarla, termina aplastada por el peso de su propio resentimiento.

Jesús dijo: «Nada hay fuera del hombre que entre en él, que le pueda contaminar; pero lo que sale de él, eso es lo que contamina al hombre» Marcos 7:15.

Es cierto que pueden lastimarte, ofenderte o defraudarte, pero, si de tu corazón brotan el rencor, los deseos de venganza, los juicios de condenación, estos contaminarán tu alma. Matarán tu vida espiritual robándote la paz, la alegrí­a y la comunión con el Señor.

Si acudes a la presencia de Dios, Él sanará tu corazón quebrantado. Allí­ tendrás que decidirte a perdonar y renunciar a todo juicio que levantaste. Ese perdón es el que te sana, te liberta y restaura la comunión gozosa con Dios.

No dejes que el resentimiento te aplaste. ! Acude a los brazos de Cristo!

Deja una respuesta

Ayúdanos a continuar Sembrando La Palabra de Dios

Publicaciones que pueden ser de interés para ti

¿Dónde está Dios?

Sally saltó del asiento donde se encontraba cuando vio salir al cirujano. Llevaba quién sabe cuántas horas de amarga angustia esperando por noticias a cerca

Artículo Completo