Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

La diferencia

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on email

A través de los años que llevo testificando y predicando el nombre de nuestro Señor Jesucristo, me han hecho todo tipo de preguntas. No obstante siempre recuerdo una que se me hizo relativamente fácil de contestar.

Un hombre me preguntó, hace un tiempo:

—¿Cómo explica usted el hecho de que Mahoma comenzara su labor seiscientos años después de Cristo y que ahora haya más mahometanos que cristianos?

Le contesté:

— Un hombre puede ser discípulo de Mahoma sin tener que negarse, sin tener que llevar ninguna cruz. Puede vivir en el pecado más negro e inmundo. Pero si un hombre quiere ser discípulo de Jesucristo, debe dejar el mundo, tomar su cruz y seguir al Señor.

Deja una respuesta

Ayúdanos a continuar Sembrando La Palabra de Dios

Publicaciones que pueden ser de interés para ti

Orígenes de Alejandría

El más distinguido discípulo de Clemente de Alejandría, y el último de los cuatro grandes maestros de la iglesia que discutiremos en este capítulo, es Orígenes. A

Artículo Completo

Mecánico del Alma

Una vez iba un mecánico en su auto por una larga y muy solitaria carretera. De pronto su auto comenzó a detenerse hasta quedar estático. El hombre

Artículo Completo

El país sin punta

Juanito trotamundos era un gran viajero. Una vez llegó a una ciudad donde las esquinas de las casas eran redondas y los tejados no acababan en punta,

Artículo Completo