Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

La diferencia

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on email

A través de los años que llevo testificando y predicando el nombre de nuestro Señor Jesucristo, me han hecho todo tipo de preguntas. No obstante siempre recuerdo una que se me hizo relativamente fácil de contestar.

Un hombre me preguntó, hace un tiempo:

—¿Cómo explica usted el hecho de que Mahoma comenzara su labor seiscientos años después de Cristo y que ahora haya más mahometanos que cristianos?

Le contesté:

— Un hombre puede ser discípulo de Mahoma sin tener que negarse, sin tener que llevar ninguna cruz. Puede vivir en el pecado más negro e inmundo. Pero si un hombre quiere ser discípulo de Jesucristo, debe dejar el mundo, tomar su cruz y seguir al Señor.

Deja una respuesta

Ayúdanos a continuar Sembrando La Palabra de Dios

Publicaciones que pueden ser de interés para ti

Parábola de los ciegos

Erase una vez en la India, que unos pobres ciegos iban por una carretera polvorienta, guiados por un amable caballero de edad madura, que todavía tenía buena

Artículo Completo

Jesús muere en la cruz

Y uno de los ladrones que estaban crucificados, blasfemaba contra Jesús, diciendo: Si eres el Cristo, o Mesías, sálvate a ti mismo y sálvanos a nosotros. Mas

Artículo Completo

No trataban bien al pastor

Un joven pastor de una Iglesia de un pueblo del centro de la Isla de Puerto Rico, se quejaba amargamente con un predicador visitante, contándole acerca de

Artículo Completo

La autoridad de Jesus

Volvieron, pues, otra vez a Jerusalén, y llegado al templo, paseándose Jesús por el atrio exterior estaba ya enseñando al pueblo, y anunciándole la buena nueva, cuando

Artículo Completo