Jueces 9: Reinado de Abimelec

Con los 70 siclos de plata Abimelec contrató a algunos mercenarios. El adjetivo traducido ociosos es lit. “vacíos”. Aquí ha de significar “vacíos moralmente, carentes de principios éticos”. Aquí se usa de mercenarios que se venden al mejor postor, en este caso para asesinar. El precio por la muerte de cada hijo de Gedeón resulta siendo un siclo de plata .

Nos enteramos del plan diabólico de Abimelec. Elimina toda la competencia a través de una masacre. El versículo atribuye la matanza a Abimelec, el autor intelectual, y puntualiza que la efectuó

(a) en la casa de su padre,

(b) contra sus propios hermanos,

(c) matando a 70 personas

(d) sobre una misma piedra. Matarlos sobre una misma piedra implicaba primero capturarlos y luego ejecutarlos uno por uno. Este crimen fue un agravante en sí horripilante. Tal vez tenía algún significado religioso, quizás como un sacrificio a Baal. Esta masacre política anticipa otras en el reino del norte, el cual fue fundado en Siquem, y una en Judá por una mujer del norte.

Abimelec tiene más parecido al Gedeón, pero a Abimelec le falta lo que salva a Gedeón de convertirse en un monstruo: la fe en Jehová.

La nota sobre Jotam crea la expectativa de que él volverá a aparecer en el escenario. También implica que el número 70 es una cifra redonda.

Cuando Abimelec regresó, se celebró una asamblea para ungirlo como rey. Bet-milo, “casa del relleno”, tal vez sea la torre de Siquem, ya que la maldición de Jotam contra Bet milo se cumple contra los señores de la torre En ese caso, la torre sería construida sobre un relleno, y los de Bet-milo serían los que vivían en la acrópolis de la ciudad, probablemente la clase alta. Hubo también un Milo en Jerusalén.

Aparentemente la encina donde ungieron a Abimelec tenía algún significado especial. Tal vez era la misma encina donde Jehová apareció a Abram, Jacob sepultó los ídolos y Josué erigió una piedra como testigo del pacto con Jehová. Ahora, sin embargo, la historia sagrada del árbol se utiliza para legitimar la proclamación de un rey asesino que adora a Baal-berit. La piedra ritual también sería dedicada a Baal. A la verdad, el heb. no menciona una piedra sino alguna clase de fortificación. Sin embargo, el heb. es oscuro, y muchos estudiosos aceptan la enmienda “piedra ritual”. Tal vez la misma piedra que Josué colocó como testigo del pacto entre Israel y Jehová ahora se usa para adorar a “Baal del Pacto”.

El camino de la ambición

Abimelec es ejemplo de una persona cuya ambición consumió toda su capacidad para razonar en forma objetiva. Este defecto lo llevó camino abajo.

1. La destrucción comienza con el egoísmo, cuando uno piensa más de sí de lo que debiera.

2. La destrucción progresa con el engaño, cuando uno comienza a obrar de tal forma que saca provecho para sí.

3. La destrucción culmina en la crueldad, cuando uno está dispuesto a matar a los que representan una amenaza a sus ambiciones.

Ayúdanos a continuar Sembrando La Palabra de Dios

WebDedicado ha sido autorizado a recaudar las donaciones para continuar con La gran Comisión.


Deja el primer comentario