Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Jueces 8: Gedeón captura a los reyes de Madián

Pastor Lionel

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on email

Ayúdanos a continuar esta Obra

Jue 8:8 De allí subió a Peniel, y les dijo las mismas palabras. Y los de Peniel le respondieron como habían respondido los de Sucot.

Pueblo al este de Sucot en el país de Gad. Fue bautizado por Jacob tras luchar con el ángel

Jue 8:9 Y él habló también a los de Peniel, diciendo: Cuando yo vuelva en paz, derribaré esta torre.

Derribaré esta torre : Puede que se refiera a parte de las fortificaciones de Peniel o a su templo.

Los líderes de Sucot y Peniel se negaron a ayudar a Gedeón, probablemente por temor a la venganza de Madián si él fallaba (el ejército de Gedeón era de 300 hombres persiguiendo a 15,000). Debieron haberse dado cuenta que la victoria era segura porque Dios estaba con Gedeón. Pero estaban tan preocupados por salvarse a sí mismos que nunca pensaron en el poder que Dios tiene para salvar.

Debido al temor o a la preocupación por nosotros mismos, quizá no podamos reconocer la presencia de Dios en otras personas y por lo tanto nos perdemos la victoria de Dios. Luego, tenemos que enfrentarnos a las amargas consecuencias por no habernos unido a las fuerzas de aquellos que Dios eligió para realizar su obra. Ya que la obra de Dios prevalecerá con o sin usted, únase rápidamente a los que están involucrados en una tarea divina, prestando ayuda con su tiempo, dinero, talentos y oración.

Jue 8:10 Y Zeba y Zalmuna estaban en Carcor, y con ellos su ejército como de quince mil hombres, todos los que habían quedado de todo el ejército de los hijos del oriente; pues habían caído ciento veinte mil hombres que sacaban espada.

Jue 8:11 Subiendo, pues, Gedeón por el camino de los que habitaban en tiendas al oriente de Noba y de Jogbeha, atacó el campamento, porque el ejército no estaba en guardia.

Noba y Jogbeha eran ciudades de Galaad, al este del río Jordán.

Los madianitas estaban escapando hacia el desierto, donde vivían los nómadas moradores de tiendas. No esperaban que Gedeón los siguiera hasta tan lejos.

Jue 8:12 Y huyendo Zeba y Zalmuna, él los siguió; y prendió a los dos reyes de Madián, Zeba y Zalmuna, y llenó de espanto a todo el ejército.

Jue 8:13 Entonces Gedeón hijo de Joás volvió de la batalla antes que el sol subiese,

Jue 8:14 y tomó a un joven de los hombres de Sucot, y le preguntó; y él le dio por escrito los nombres de los principales y de los ancianos de Sucot, setenta y siete varones.

Jue 8:15 Y entrando a los hombres de Sucot, dijo: He aquí a Zeba y a Zalmuna, acerca de los cuales me zaheristeis, diciendo: ¿Están ya en tu mano Zeba y Zalmuna, para que demos nosotros pan a tus hombres cansados?

Jue 8:16 Y tomó a los ancianos de la ciudad, y espinos y abrojos del desierto, y castigó con ellos a los de Sucot.

Jue 8:17 Asimismo derribó la torre de Peniel, y mató a los de la ciudad.

Gedeón cumplió la advertencia que había hecho en 8.7. Es muy difícil determinar si este acto de venganza estaba justificado o si debía haber dejado a Dios el castigo. Gedeón era el líder que Dios había designado, pero los jefes de Sucot y Peniel se negaron a ayudarlo por temor al enemigo. Demostraron no tener ni fe ni respeto hacia Dios y hacia el hombre que El había elegido para salvarlos. Debemos ayudar a los demás porque es lo correcto, sea que por ello obtengamos o no algún beneficio personal.

Deja una respuesta

Publicaciones que pueden ser de interés para ti

Y dijimos que estaba bien

En la entrevista que le hicieron a la hija del respetado conferencista internacional Dr. Billy Graham en el Early Show, Jane Clayson le preguntó: ¨¿cómo

Artículo Completo

El último vuelo

Mi marido estaba en un vuelo comercial y cuando estaban cerca de su destino, la voz del capitán se escuchó a través del altavoz trayendo

Artículo Completo

Serenidad

Recuerdo que un invierno mi padre necesitaba leña, así que buscó un árbol muerto y lo cortó. Pero luego, en la primavera, vio desolado que

Artículo Completo

El lápiz

Había estado mucho tiempo trabajando en ello; ciertamente estaba orgulloso de su trabajo. Podía decirse que era su obra maestra, su obra m’s perfectamente creada.

Artículo Completo