Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Jueces 11: Llamamiento del libertador

Pastor Lionel

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on email

Jue 11:1 Jefté galaadita era esforzado y valeroso; era hijo de una mujer ramera, y el padre de Jefté era Galaad.

A diferencia de Gedeón, quien recibió el llamado directamente del Señor, Jefté fue llamado por los líderes de Galaad. No obstante, el Señor fue testigo de su selección y llenó a Jefté con el poder de su Espíritu.

Jue 11:2 Pero la mujer de Galaad le dio hijos, los cuales, cuando crecieron, echaron fuera a Jefté, diciéndole: No heredarás en la casa de nuestro padre, porque eres hijo de otra mujer.

Otra mujer : Una ramera.

Jefté, un hijo ilegítimo de Galaad, fue perseguido fuera de la ciudad por sus medios hermanos. Sufrió por la decisión de otra persona y no por algún mal que él hubiera hecho. A pesar del rechazo de sus hermanos, Dios lo usó. Si usted sufre un rechazo injusto, no culpe a los demás ni se desaliente. Recuerde cómo Dios utilizó a Jefté a pesar de las circunstancias injustas y crea que El puede utilizarlo a usted también, aun cuando se sienta rechazado por algunos.

Jue 11:3 Huyó, pues, Jefté de sus hermanos, y habitó en tierra de Tob; y se juntaron con él hombres ociosos, los cuales salían con él.

En tierra de Tob : Se encontraba al este del río Jordán, probablemente al norte de Amón y al oriente de Manasés.

Circunstancias más allá de su control forzaron a Jefté a separarse de su pueblo y a vivir como paria. Hoy día, tanto creyentes como incrédulos puedan excluir a quienes no encajen en las normas dictadas por nuestra sociedad, vecindarios o iglesias. A menudo, como en el caso de Jefté, se desperdicia un gran potencial debido al prejuicio, un rechazo a mirar más allá de los estereotipos mal concebidos. Mire alrededor de usted y vea si existen Jeftés potenciales que hayan sido mantenidos fuera por factores más allá de su control. Como cristiano usted sabe que todos pueden tener un lugar en la familia de Dios. ¿Hay algo que pueda hacer para ayudar a esta gente a ganarse la aceptación por su carácter y por sus habilidades?

Jue 11:4 Aconteció andando el tiempo, que los hijos de Amón hicieron guerra contra Israel.

Jue 11:5 Y cuando los hijos de Amón hicieron guerra contra Israel, los ancianos de Galaad fueron a traer a Jefté de la tierra de Tob;

Jue 11:6 y dijeron a Jefté: Ven, y serás nuestro jefe, para que peleemos contra los hijos de Amón.

Jue 11:7 Jefté respondió a los ancianos de Galaad: ¿No me aborrecisteis vosotros, y me echasteis de la casa de mi padre? ¿Por qué, pues, venís ahora a mí cuando estáis en aflicción?

Jue 11:8 Y los ancianos de Galaad respondieron a Jefté: Por esta misma causa volvemos ahora a ti, para que vengas con nosotros y pelees contra los hijos de Amón, y seas caudillo de todos los que moramos en Galaad.

Y seas caudillo : «Caudillo» alude al más alto rango de liderazgo en una tribu. Inicialmente, los de Galaad invitaron a Jefté a ser su jefe militar; le prometieron convertirlo en líder civil después de la liberación.

Deja una respuesta

Ayúdanos a continuar Sembrando La Palabra de Dios

Publicaciones que pueden ser de interés para ti

Ministro sabio

Un sultán decidió hacer un viaje en barco con algunos de sus mejores cortesanos. Se embarcaron en el puerto de Dubai y zarparon en dirección

Artículo Completo

La vida es corta

Un conferencista, al explicar el manejo del estrés a la audiencia, levantó un vaso de agua y preguntó: «¿Cuán pesado este vaso de agua?» Las

Artículo Completo