Juan 1: La palabra Eterna

¿Pero en qué sentido se entiende la alusión? La interpretación judía del pasaje (cf. Gén. Rabba 68 al cap. 28) ofrece diversas posibilidades. 1) La escalera representa el altar que debe estar hecho de tierra (Ex 20.24); el hecho de que su extremo superior toque el cielo significa los sacrificios, cuyo olor se eleva hasta el cielo, y los ángeles de Dios que suben y bajan son los pontífices que suben y bajan por la escalera del templo, mientras que el Eterno está arriba por completo. 2) Según los rabinos el sueño se refiere al Sinaí: «La escalera era el monte Sinaí y su cima que toca el cielo, era el fuego que ascendía hasta el cielo; los ángeles de Dios eran Moisés y Aarón» (2). 3) Otra interpretación refiere la subida y bajada de los ángeles al propio Jacob: «Ascendían y contemplaban el rostro de aquel que está arriba (es decir el rostro de Dios), bajaban y contemplaban a su imagen que está abajo. Envidiaban a Jacob y el favor divino y querían hacerle daño, pero allí estaba ya el Señor junto a él. Si la Escritura no refiriera esto, difícilmente se podría decir que Dios estaba sobre Jacob como un padre sobre su hijo y le protegía con un parasol» (3). De todo lo cual se seguirían las siguientes posibilidades interpretativas: a) el Hijo del hombre, Jesús, significa la liberación del culto antiguo: b) el Hijo del hombre representa el final del Antiguo orden salvífico establecido por Moisés en el Sinaí; c) el Hijo del hombre está en comunión viva y permanente con Dios. La «imagen originaria celeste» sería naturalmente Dios mismo y su semejanza sería el hombre (según Gen_1:26). Las tres interpretaciones pueden conciliarse con la teología joánica.

La expresión «veréis el cielo abierto» recuerda la historia sinóptica del bautismo (Mar_1:10 : «vio los cielos abiertos»). El cielo normalmente cerrado ahora se abre; es decir, que en Jesús se manifiesta el Dios oculto; Jesús en persona es el lugar de Dios, el punto de su presencia y revelación en el mundo. Que los ángeles giren en torno a Jesús y le sirvan lo afirma también la historia de las tentaciones (Mar_1:13c, cf. Mat_4:10). El servicio angélico pertenece asimismo al «ambiente del Hijo del hombre» (4). Lo cual quiere decir que Jesús es «el Hijo del hombre presente», de hecho, sobre la tierra», que además de traer la revelación abre también al creyente el acceso al mundo celestial, a Dios. Al conectar el motivo de la escala celeste con el Hijo del hombre, Juan logra una imagen elocuente para expresar lo que significa la revelación de Jesús en toda su plenitud (cf. 14,6-10).

……………

1. Galilea en Jn: 1,43; 2,1.11; 4,3.43.45.46.47.54; 6,1; 7,1.9.41.52; 12,2l; 21,2. «Galilea se divide en dos partes: la denominada Galilea superior y la inferior; está encerrada por Fenicia y Siria, teniendo como límite occidental la ciudad y región de Ptolemaida así como el Carmelo, la montaña que antes pertenecía a Galilea, pero que ahora es tiria… Al sur se extiende la región de Samaría y Escitópolis, hasta el curso del Jordán; por el este Galilea se halla limitada por Hipos, Gadara y la Gaulanítide. La frontera septentrional de Galilea la forman Tiro y su entorno. La denominada Galilea inferior se extiende a lo largo desde Tiberíades hasta Zabulón, que limita con la región costera de Ptolemaidas, así FLAVIO JOSEFO, Guerra judía III, 35-40. En tiempos de Jesús, Galilea estaba sujeta al gobierno de Herodes Antipas (el Tetrarca, 4 a.C.-39 d.C.), que también había fundado la ciudad de Tiberíades en la ribera occidental del lago de Genesaret (26-27 d.C.).

2. Texto según BIN GURION, Sagen, p. 315.

3. O.c. p. 313.

4. Según BERGER Amen-Worte, p. 114, «en Jua_1:51 los ángeles tienen la misión de comunicar al Hijo del hombre el anuncio de las cosas celestes; así pues, tienen la función de profetas que instruyen al Hijo del hombre». Esto último difícilmente puede sostenerse, teniendo en cuenta la concepción general del Hijo del hombre en Jn. Cf., por el contrario, SCHULZ: «Así pues, los ángeles no son portadores de revelaciones especiales sino que contribuyen a hacer patente la gloria celestial del Hijo del hombre.»

………………………………………………………………

Compártelo con tus redes

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

Tu Opinión es muy importante para nosotros

Deja un comentario

También Podría interesarte

El Centavo

Un niñito que jugaba un dí­a con un jarrón muy valioso metió su mano dentro y no pudo sacarla. Su padre también trató lo mejor

Leer Más >>

El roble y la hiedra

Un hombre edificó su casa. La embelleció con un jardín interno. En el centro plantó un roble y el roble creció lentamente. Día a día

Leer Más >>
La profecía de Zacarías

La profecía de Zacarías

Zacarías, el padre del niño, lleno del Espíritu Santo y hablando proféticamente, dijo: «¡Bendito sea el Señor, Dios de Israel, porque ha venido a rescatar

Leer Más >>